La cantante ganadora de la primera edición de ‘Operación Triunfo’, Rosa López abre su corazón y cuenta en una entrevista el magnífico momento por el que está atravesando, tanto en lo personal como en lo profesional. Todavía se encuentra inmersa de lleno en la gira de conciertos que la ha llevado por distintos puntos de la geografía española durante todo el verano.
La artista gaditana muestra una imagen más sofisticada, que presta a una empresa de ordenadores, Odin Computer para su campaña publicitaria. Aunque de hace tres años a esta parte su vida ha cambiado por completo todavía no logra desprenderse de la sensación de que continuamente la están ‘analizando’.

-Rosa, ¿qué tal tu gira veraniega?
-A nivel musical es ahora cuando me siento plena y bien con mi voz. La gira está siendo mucho más tranquila y organizada que la del primer disco, lo que me está permitiendo hacer promoción y dar conciertos a la vez.

-No paras de trabajar, viajar de un lado para otro, ¿hay que algo que eches de menos especialmente de tu vida anterior?
-Echo de menos cosillas..., pero no cambiaría nada, aunque echo de menos el anonimato porque ya no tengo la tranquilidad que tenía antes cuando salía, ahora sientes que te debes a mucha gente. De todas formas, yo no veo lo que hago como un negocio o un trabajo, aunque toda profesión que tiene que ver con trabajar de cara al público es complicada porque recibes opiniones y miradas, sabes que hay mucha gente para la que eres un modelo...

-¿Cuándo acabes la gira de conciertos que tienes pensado hacer?
-Además de ser la imagen de Odin Computer voy a grabar un disco navideño. También vamos a sacar al mercado un DVD a nivel nacional e internacional, que se grabará en ele Auditorio de Barcelona, y más adelante mi tercer trabajo discográfico, lo que me supone un gran reto y estará hecho con mucho cariño.

’Me he vuelto más nerviosa’
-Desde fuera da la sensación de que no has cambiado nada a pesar de la fama...
-Bueno he cogido cosas que no me gustan, por ejemplo me he vuelto más nerviosa. Yo era la mujer más tranquila del mundo y desde hace tres años siempre estoy nerviosa hasta que llego a mi casa... Antes de meterte en este mundo no imaginas que vayas a tener que hacer nada más además de cantar. Cuando te bajas del escenario te hacen preguntas y a veces tengo la sensación que son como psicólogos que me están analizando

-¿Te ponen nerviosa los medios de comunicación?
-Me pongo nerviosa porque tengo en mente que me van a preguntar cualquier cosa que no tiene que ver con la música...

-¿Temes que te pregunten cosas personales?
-Se trata de respeto. Yo no me puedo quejar de la vida, desde que salí de OT no he parado de aprender, de percibir sentimientos distintos que no tienen ni nombre y que no había percibido en mi vida. Tal vez lo que sienta no sea miedo, pero yo estoy muy acostumbrada a que mi vida sea muy normal y quiero que siga siéndolo.

-¿Qué has aprendido?
-Sigo siendo la misma, pero mi mente piensa de otra manera.

-¿Cómo llevas eso de que cada dos por tres te quieran achacar un novio?
-Es bonito y ojalá pudiera decir que estoy enamorada, aunque sí lo estoy de mi música, aunque suene a tópico. En este momento estoy pletórica, disfrutando de mi segundo trabajo, que me ha hecho tirar para adelante, y con el que estoy muy ilusionada. Yo no sabía que este mundo era así, yo he sido telespectadora y ahora no paro de pellizcarme por todo lo que me está pasando.

-¿Te afectan mucho las críticas?
- Yo tengo muy claro lo que sé y también lo que no sé, lo que tengo que aprender, pero mucha gente te alaba y como te lo creas te vas a otra esfera, por eso me gusta escuchar las críticas malas.

-¿Qué objetivos profesionales y personales te has marcado?
-Tengo objetivos pero no me marco grandes metas, quiero ir poco a poco. Yo digo que la obra irá pidiendo material. Lo más difícil creo que no es conseguir las cosa sino mantenerlas.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más