Julio Iglesias: 'Miranda y yo nos vamos a casar y es posible que antes de que acabe el año'

El aire huele a Jara, a tomillo, a naranjo. También a olivo. Y a pino en la casa de los Iglesias, entre Ojen y Marbella, epicentro este verano de la infatigable gira mundial de Julio que hoy descansa junto a su familia. Nos recibe cómodo, fresco y veraniego. Miranda está cerca con los niños, pero siempre atenta a Julio. El artista universal nos enseña la casa, un lugar muy acogedor que mira de frente al Mediterráneo rodeado por pinos y alcornoques bellísimos.

’No me puedo imaginar que Miranda no esté a mi lado’
Julio, vamos al grano. ¿ Os váis a casar?
-En realidad, aunque parezca extraño, la razón de no habernos casado ha sido hasta por comodidad, pero en realidad no es mas que firmar un papel. Por eso podemos casarnos cualquier mañana que nos levantemos y digamos en cualquier momento " vamos a casarnos". Iremos al párroco del pueblo, bién aquí, en Ojen, o en Punta Cana, y le diremos " Padre ¿ nos quiere usted casar?" Entonces él nos dirá: ¿ Tienen ustedes los papeles?". "Sí, padre, aquí están", le contestaremos." ¿ Y estos cuatro niños?", puede preguntar el sacerdote. " Son nuestro padre", le explicaremos.
Luego lo cierto es que os váis a casar, insisto Julio
- Así es. Y nos casaremos por Miranda y por mí. Por nosotros. Llevamos juntos 14 años y mi mujer es la compañera de mi vida. Yo ya no entiendo la vida sin Miranda. No me puedo imaginar que ella no esté a mi lado.
De todas formas, Julio, el " qué dirán" parece no ir contigo.
-Yo solo tengo un compromiso: con mi mujer y con mis hijos.
Julio, antes no ponías tiempos a vuestra boda, pero de tus palabras se inhala un aire a que todo pudiera suceder antes de que acabe el presente año.
- Es posible que nos casemos antes de que acabe el año.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más