Heather Mills, esposa de sir Paul McCartney, vuelve a los quirófanos

No hay ninguna duda de que Heather Mills es una mujer luchadora que ama intensamente la vida, aunque ésta no se lo ponga nada fácil. La nueva esposa de Paul McCartney tendrá que pasar de nuevo por los quirófanos, tras la cesárea realizada el pasado mes de octubre, con el nacimiento de su primera hija, Beatrice, para someterse a una más que delicada operación. La ex modelo, y hoy en día activista que lucha por el fin de las minas antipersona, sufrió un grave accidente de tráfico en 1993 que le costó la amputación de una pierna. En aquella ocasión, los médicos le implantaron unas placas de metal para mantener la pelvis fija. Sin embargo, y debido a la presión que el bebé infringió sobre las placas, la esposa del ex Beatle ha de someterse a una nueva operación para cambiar estas placas.

Una complicada operación
El portavor de Heather Mills no ha dudado en afirmar que la operación será larga y complicada: "No obstante, Heather desea salir lo antes posible porque no quiere alejarse por mucho tiempo de su trabajo". Una muestra más de que Paul McCartney se casó con una auténtica luchadora que supera todas las dificultades a golpe de ilusiones por un mundo mejor. Un mundo que querrá dejar a su pequeña Beatrice.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más