Un concierto solidario ilumina la noche de Suráfrica

Nelson Mandela consigue todo aquello que se propone. Ya lo mostró tras sobrevivir 18 duros años a las implacables condiciones de la prisión de Robben Island. La fuerza y determinación con la que vivió aquellos años, la transición política de una Suráfrica del apartheid a un país integrador, le ha valido una reputación internacional de hombre justo. Gracias a ello, Nelson Mandela cuenta con grandes amigos que siempre están dispuestos a ayudarle cuando se trata de dar vida a una buena causa.

46664, un concierto solidario
El ex presidente de la República Surafricana sabe que uno de los grandes problemas que asolan el continente africano es la salvaje proliferación del sida entre su población. También es consciente de que sin dinero es imposible crear políticas preventivas e informativas para una población diezmada por la enfermedad del siglo XXI. Así es que no dudó en crear un gran espectáculo mediático que obligara a millones de habitantes del planeta a volver la vista hacia esta realidad que viven día a día los habitantes de África.

Y creó el concierto 46664 (número con el que estuvo marcado durante años en la cárcel de Robbe Island). Un concierto que se celebró anoche, dos días antes del 1 de diciembre, Día Mundial de la Lucha contra el Sida, en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo, ante la presencia de más de 400.000 personas que lo siguieron en directo.

Sin embargo, la repercusión y cobertura del acontecimiento musical más esperado de los últimos años en Suráfrica era mucho más ambicioso. Se estima que entre los que pudieron seguirlo en internet, y aquellos que lo hicieron vía televisión, fueron más de 152 millones de personas las que disfrutaron de la música. La música solidaria llegada de todas las partes del mundo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más