Barcelona le dio el testigo. Y Escocia vibró bajo los acordes de los artistas más destacados. La gran noche de la música europea se celebró ante los más de seis mil espectadores entregados que abarrotaban las gradas del Ocean Terminal Area de Edimburgo, habilitado especialmente para la ocasión, y los mil millones de espectadores que se estima siguieron la gala de la décima edición de los premios ‘MTV Europa’desde sus casas a lo largo y ancho del globo.

No hubo alfombra roja, sino escocesa y el auditorio se convirtió en un gigantesco plató de televisión por el que desfilaron las estrellas más rutilantes del espectáculo, unas para cantar, otras para recoger galardones y otras para presentarlos. El cantante estadounidense Justin Timberlake fue encumbrado como el cantante del año al conseguir tres de los cinco galardones a los que optaba: Mejor Solista Masculino, Mejor Álbum por Justifield y Mejor Artista Pop.

Le siguió en número otra de las artistas que está conquistando el mercado con su primer disco en solitario, Beyoncé Knowles, ex componente del trío Destiny’s Child, que se llevó dos, a la Mejor Artista de R&B y a la Mejor Canción por Crazy in love. Fueron tres horas de espectáculo continuado y vibrante en el que destacó la presencia de Christina Aguilera, presentadora de la gala, cuyos numerosos y atrevidos cambios de vestuario marcaron el evento. La cantante estadounidense de origen ecuatoriano, de 22 años, tuvo como compañero de escena al actor Vin Diesel, invitado especial que presentó el galardón a la Mejor Canción y que como honor al lugar donde se celebraba el evento, apareció con una falda de cuero a modo de kilt y cantó el himno escocés. La actriz Minnie Driver, Michael Stipes, líder de R.E.M, que apareció con su particular premio, Kelly Osbourne, y Sharleen Spiteri, cantante de Texas, entre otros, presentaron las distintas categorías.

Las actuaciones se encargaron de caldear el ambiente. No importó finalmente que Britney Spears, ex novia de Justin Timberlake, cancelase su participación estelar debido a motivos de salud, ya que los sesenta por sesenta metros cuadrados vibraron bajo los acordes de Beyoncé, Kylie Minogue -que apareció con un mini vestido verde de Dolce&Gabbana y luego se cambió luciendo un discreto y ajustado traje negro-, "The White Stripes" (dúo formado por Jack Stripes, que hasta hace unas semanas salía con Renée Zellweger, y su ex mujer), The Chemical Brothers, Missy Elliott, Sean Paul, el mismo Justin Timberlake se encargaron de amenizar la velada.

El resto de los premios se repartieron entre Coldplay (Mejor Grupo), cuyo líder, Chris Martin, prefirió acompañar a su novia en el estreno de "Sylvia" en Londres, Eminem, el gran triunfador del pasado año, que se alzó con el galardón al Mejor Grupo de Hip Hop -tampoco asistió-, Sean Paul (Mejor Grupo Revelación), The White Stripes (Mejor Grupo Rock) y los islandeses Sigur Ros (Mejor Vídeo por Untitled 1). Por su parte, el grupo madrileño El Canto del Loco se hizo con el reconocimiento como Mejor Grupo Español imponiéndose así a Alejandro Sanz, Las Niñas, Jarabe de Palo y La Oreja de Van Gogh.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más