Maurice Gibb, del grupo ‘Bee Gees’, mejora tras sufrir un infarto

Maurice Gibb, uno de los miembros del grupo musical australiano Bee Gees, evoluciona favorablemente tras haber sufrido una parada cardiaca mientras le operaban de una obstrucción intestinal en el centro Mount Sinai de Miami, donde ingresó el miércoles por la noche tras sufrir fuertes dolores abdominales.

"Ya abre los ojos y empieza a reconocer a la gente que está a su alrededor. Aunque aún está muy mal, va mejorando poco a poco", ha comentado su hermano gemelo, y también componente del grupo, Robin Gibb, durante una entrevista en la televisión británica.

A pesar de la leve mejoría de Maurice Gibb, su estado aún sigue siendo preocupante, tal y como han declarado la portavoz del hospital, Kathleen Dorkowski y la representante de Gibb, Carol Peters. Por esta razón, el músico, de 58 años, todavía se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde cuenta con el apoyo de su esposa, Ivonne, y de sus dos hijos, Adam y Samantha.

La preocupación de sus hermanos
Nada más enterarse del estado de Maurice, su hermano mayor, Barry, acudió rápidamente al hospital junto a Michael Jackson, gran amigo del grupo y con quien ha trabajo en varias ocasiones. El hermano gemelo de Maurice, Robin, es el único componente del grupo que no vive en Miami, sino en Thame, Inglaterra, desde donde se desplazó para acompañar a su familia en estos difíciles momentos.

Revolucionaron la música
Maurice y sus dos hermanos, Barry y Robin, conforman uno de los grupos más importantes de la década de los 70. Los australianos revolucionaron la música disco de la época después de realizar la banda sonora de la película Fiebre del Sábado Noche. Durante estos 30 años han obtenido 16 nominaciones a los premios Grammy, de los que han obtenido siete. Admirados tanto en Estados Unidos como en Australia, su país, los hermanos Gibb fueron galardonados con el Premio Brit por su destacada contribución a la música.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más