Paul McCartney ya tiene su escudo de armas. El mismo año en que fue nombrado caballero del Imperio Británico por la reina Isabel II de Inglaterra, en 1997, el cantante lo solicitó a la casa real. Cinco años más tarde, ha hecho realidad un sueño, que se retrasó a causa de la muerte de su esposa Linda en 1998.

El escudo de armas, que está diseñado según una tradición del siglo XV, rinde tributo a la brillante carrera musical del cantante y a su ciudad natal, Liverpool. En él aparecen elementos curiosos referidos a la vida del músico: seis líneas que simulan las cuerdas de una guitarra, dos emblemas divididos en cuatro partes que simbolizan a los miembros de los Beatles: el propio McCartney y John Lennon, George Harrison y Ringo Starr, una pequeña guitarra y un pájaro. La inscripción que aparece en la parte inferior es ‘Ecce Cor Meum’ ("aquí está mi corazón" en latín), el título de una composición del ex 'beatle'.

El Colegio de Heráldica, institución que depende de la casa real británica, se lo entregó tras pagar alrededor de 5.470 euros. A sus 60 años, el ídolo de la música no es el único británico que tiene un escudo de armas, Cliff Richard y Elton John, que también fueron investidos caballeros del Imperio Británico, ya poseen uno.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más