Las ‘royals’ lo tienen claro: Los complementos, en versión ‘XXL’