Alba Díaz

La divertida anécdota de Alba Díaz durante una sesión de fotos improvisada

El último estilismo de la 'influencer' no ha tardado en generar reacciones, gracias en parte a unas 'modelos' inesperadas

El relevo de la moda no se da solo encima de la pasarela con las diferentes propuestas que llegan, de las firmas más relevantes, cada temporada a nuestros armarios. Son muchos los actores que tienen un papel destacado en el sector: diseñadores, fotógrafos, periodistas, modelos y, por supuesto, influencers. Aunque son los últimos en sumarse al mercado, las personalidades de las redes sociales tienen, en muchas ocasiones, el lugar más destacado. El fenómeno fan que desatan los nuevos ídolos de masas ha beneficiado especialmente a las marcas, que han hecho de instagrammers sus nuevos embajadores. Es el caso de Alba Díaz, uno de los nuevos rostros en el panorama digital que tiene todos los factores para convertirse en la próxima Gala González o Dulceida. La hija de Manuel Díaz y Vicky Martín Berrocal no solo utiliza Instagram para mostrar su gusto particular, sino que su pasión por las tendencias le lleva a no perderse ninguna cita con la moda.

De un perfil de Instagram que empezó como una cuenta personal, mostrando momentos de su vida, la influencer ha ido puliendo la imagen que transmite hasta dar con el tipo de escaparate virtual que más va con ella. ¿El resultado? Una guía de tendencias que actualiza prácticamente cada día. No faltan en sus publicaciones firmas de tiendas asequibles combinadas con marcas de lujo en un cóctel estilístico cuyo denominador común es el estilo. Es un ejemplo más su última publicación de la red social, una fotografía en la que aparece luciendo un look oscuro con un original fondo que se ha ganado, en todos los aspectos, la aprobación de sus fans.

"No estaba planeado", argumenta Alba en la simpática captura de su amigo el fotógrafo Carlos Teixeira en la que aparece posando delante de unas monjas. Y es que la foto bien podría parecer uno de los habituales montajes de Siduations, el perfil de Instagram conocido por hacer viral la alta costura. La cuenta es famosa por crear artísticos collages en los que saca de contexto looks de pasarela colocándolos en escenas de crimen, medios de transporte público y todo tipo de lugares aleatorios, consiguiendo un punto cómico que sale de un contexto ordinario.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ALBA (@albadiazmartin) el

En ella luce un total look de rebajas de Karl Lagerfeld en negro, uno de los colores predilectos del káiser de la moda, con detalles en blanco, que son los que hacen que su estilismo encuadre a la perfección con el atuendo de las monjas. Alba combina una camiseta de cuello alto, con el nombre del diseñador (112 euros), unos pantalones deportivos con franja blanca en el lateral y logotipo (132 euros) y una capa de lana con aberturas ( 325 euros) que permiten que salgan los brazos por fuera.

Recurre además a sus característicos moñitos que son ya seña de su estilo, los space buns, un tipo de peinado inspirado en la mítica princesa Leia de Star Wars. "Las monjas están flipando con la nueva vestimenta que les van a poner para este 2019", dice un usuario. Y es que la mayoría está de acuerdo en que la combinación del look de la influencer con las improvisadas 'modelos', hacen de la imagen un "fotón", comentario que escogieron muchos de los seguidores de Alba Díaz para definir la captura.

More about

Read more