adrianaa-lima

Adriana Lima vs Elsa Hosk: duelo de estilo entre las modelos de Victoria's Secret

Dos vestidos de la misma diseñadora y una puesta en escena idéntica sobre la alfombra roja del Festival de Cannes. ¿Quién es tu favorita?

A medida que pasan los días y el Festival de Cannes cada vez está más cerca de su clausura, las anécdotas sobre los estilismos y sus protagonistas no paran de surgir. Si estos días Emilia Clarke era noticia gracias a su estilismo con un guiño a Juego de Tronos, ayer fueron las modelos de Victoria's Secret las que se convirtieron en el centro de todas las miradas. En concreto, Adriana Lima, que coincidió con un diseño de estética similar al que llevó su compañera de pasarela. De nuevo con el satén como tejido clave y eligiendo una de las tendencias más seductoras, la brasileña no defraudó en la alfombra roja de La Croisette gracias a este llamativo vestido firmado, al igual que el de Elsa Hosk, por Alberta Ferretti.

Adriana, que fue la segunda en mover ficha, escogió para la ocasión un largo y voluminoso vestido en color champán, propio de una diosa griega, que estaba lleno de detalles. En primer lugar, un escote corazón que dejaba los hombros al aire, estilizándolos junto al cuello, pero que, sobre todo, realzaba el pecho. Escote que daba lugar a una parte de arriba estilo top, drapeado y entrelazado, que dejaba una abertura en el abdomen, creando ese nuevo escote de absoluta tendencia que centraba aún más la atención en el busto.

Pero lo mejor del vestido estaba por llegar. Esta parte de arriba se unía a una voluminosa capa, dando presencia y elegancia al look sobre la alfombra roja. Capa que daba protagonismo a la falda, erigiéndola como parte estrella del estilismo. Esta última era la encargada de aportar el toque sexy gracias a una arriesgada abertura infinita, que dejaba casi completamente al descubierto las piernas de la maniquí.

Aunque este vestido no necesitaba más para ganarse todos los flashes y miradas allí presentes, el broche final corrió a cuenta de los accesorios. Al igual que ocurría con el escote en uve de Irina Shayk, para no quitarle protagonismo a su escote corazón, Lima lo decoraba con una gargantilla XL de Chopard, realizada en oro blanco, con dos filas de diamantes y tanzanitas, que terminaba con una lágrima de estas mismas piedras. Pieza que completaba con unos sencillos pendientes también de diamantes, oro blanco y de Chopard, para no restar importancia a la joya principal y no recargar el look. Por último, para el calzado, elegía unas sandalias de tiras finas y tacón alto, plateadas y sencillas, para no desviar la atención del resto de su apuesta.

En definitiva, un estilismo con el que no hemos podido dejar de encontrar parecidos con aquel que llevó Elsa Hosk para debutar sobre la alfombra roja de la Croisette el pasado 12 de mayo. Y es que, es más que evidente que ambas modelos cuentan con el asesoramiento de la misma estilista. En aquella ocasión, la maniquí elegía también un diseño de Alberta Ferretti, que creaba la misma forma de doble escote, corazón y abertura en el abdomen, haciendo parecer la parte de arriba un auténtico top con front knot. Este cuerpo del vestido también se unía a una voluminosa capa, esta vez doble con una pequeña de tul debajo, que acababa el estilismo, elevándolo a la categoría de look de princesa. Eso sí, Elsa decidió no arriesgar por la abertura infinita, cambiarla por una falda de tubo y sustituir el champán por el rosa pastel, dejando que la larguísima cola fuera el detalle clave de su apuesta.

Pero este juego de buscar las siete diferencias no acaba aquí. De hecho, Hosk además de apostar también por sandalia fina y plateada, terminó su look con un collar realizado en oro blanco, al estilo del de Adriana, también de Chopard, sólo de diamantes, aunque creaba el mismo efecto. La sueca decidió añadir algún detalle más a su look, incluyendo un brazalete rígido, también de oro blanco, engarzado en pequeños diamantes, de la misma firma.

Más sobre