Lunares, el estampado más deseado

Llenos de personalidad y estilo, los lunares se abren paso como el ‘print’ imprescindible de esta primavera. Inspírate en las ‘celebrities’ y ficha todas sus claves.

Como si de nuestro propio legado se tratase, el print más castizo y flamenco toma la pasarela y se hace con las prendas más sofisticadas y femeninas de cara a la próxima temporada. Circunferencias perfectas, círculos ‘maxi’ y diminutos topos invaden sin reservas nuestro fondo de armario, fundamentalmente, en clave blanquinegra. Esta primavera, atrévete con vestidos estampados de prolíficos volantes, total looks de topos puntillistas o juegos ópticos en los que los lunares comparten protagonismo con prints dispares. Sea como fuere, toma nota de sus claves de uso e inspírate en las celebrities para hacer de él tu aliado 24 horas. ¿La única premisa a tener en cuenta? Recuerda que, ópticamente, los lunares pueden ensanchar la silueta, así que utilízalos en tu favor a la hora de crear curvas y volúmenes.

Lunares sobre blancoVER GALERÍA

Esta año, los lunares han encontrado en los vestidos el campo de batalla idóneo para lucir en todo su esplendor. De ese modo, veremos desde pequeños polka dots hasta maxi-circunferencias perfectas, salpicarse sobre modelos de esencia fifties o vestidos con detalles volados de ADN español. Entre las tonalidades predilectas, el negro sobre fondo blanco llevará la voz cantante. Como mejor ejemplo de ello, el vestido de corte ‘retro’ que lució la actriz Abigail Spencer durante el festival de Toronto; pasando por el Dolce & Gabanna que convirtió a Kerry Washington en una auténtica madonna; hasta llegar a los maxi-círculos sobre encaje del modelo escogido por Keira Knightley —también acuñado por la firma italiana—.

Lunares sobre negroVER GALERÍA

Si invertimos la ecuación, obtendremos modelos “punteados” en los que el blanco cobra protagonismo sobre su tonalidad opuesta o, como en el caso de Alma Jodorowsky, se superponen los lunares en una combinación total black. La actriz francesa apuesta por su versión más sutil y sofisticada, con un modelo semitransparente de Stella McCartney en el que círculos de diversos tamaños apelan a la tridimensionalidad. Por otra parte, también se aliarán con este estampado actrices como Sophie Turner, en su caso con un minivestido en el que los lunares blancos se muestran contundentes sobre un fondo traslúcido.

Lunares en maxivestidosVER GALERÍA

Además de ser el print primaveral por excelencia, los lunares también han llegado dispuestos a demostrar que son una opción 24 horas, incluyendo los outfits nocturnos. Lo veríamos así en forma de micro-estampado, reforzando su carácter seventies, de la mano de Rosie Huntington y su sensual vestido de Reformation. Con Poppy Delevigne llegará la versión más sobria y adulta, con un vestido moteado de falda tableada acuñado por Osman. Por último, Nicole Richie apostara por la mezcla del estampado natural con el geométrico, de la mano de la diseñadora Vera Wang.

De monos, trajes y faldas

A medio camino entre el clásico traje de chaqueta y el maxivestido, el mono se presenta como la opción todoterreno perfecta para nuestras citas primaverales, y si además le aunamos el print estrella, el resultado es de diez. De hecho, ésta sería la apuesta de Kylie Minogue, enfundada en un Stella McCartney. Sin embargo, hay quien se atreve con los trajes de esencia ‘retro’ en los que los lunares brillan por su presencia, como fue el caso de la cantante Janelle Monae y su conjunto de Moschino.

Lunares y monosVER GALERÍA

Si en cambio preferís componer vuestro propio conjunto, las faldas entubadas y de corte fifties se convierten en la opción idónea. En este caso, tendréis dos opciones: optar por la dulzura y sobriedad del estampado junto a prendas monocromáticas, o crear vuestro propio mix & match. El primer caso sería el de Louise Roe, mientras el segundo se correspondería con el de Emma Stone y su mezcla de prints geométricos con dos prendas de Michael Kors.

Lunares y faldasVER GALERÍA

En círculos ‘casual’

¿Por qué no dinamizar nuestro look y darle un toque naïf? Blusas, camisetas y monos plagados de topos se erigen como las prendas predilectas de las celebrities a la hora de escoger sus outfits diarios. Bien sea acompañado por una coqueta falda de piel al más puro estilo Nicky Hilton, o puramente casual cual Eva Longoria, los lunares siempre conseguirán aportar un toque coqueto y chic al conjunto.

Lunares casualVER GALERÍA

Poniendo el punto a la pasarela

Como diría Linda Evangelista: "Latinas, preciosas y sexis; que se mantienen fieles a sí mismas". Sin duda, esta sería la mejor forma de describir a la mujer con la que Dolce & Gabbana se decidía a invadir las pasarelas internacionales mediante lunares, volantes, chaquetas de estética torera y guiños que recordaban al folclore andaluz. La larga herencia del espíritu mediterráneo se veía así recogida en forma de vestidos ‘mini’ y ‘midi’, en los que el blanco contrasta frente al negro de forma magistral.

Dolce & Gabbana IVER GALERÍA

De hecho, podríamos decir que la firma italiana es la máxima responsable de que los lunares vuelvan de la forma más castiza y contundente. Y es que no sólo los veremos jugar en solitario, sino también compartiendo protagonismo con claveles salpicados sobre mantones y vestidos, a los que nos dan ganas de vociferar: ¡Ole, ole y ole!

Dolce & Gabbana IIVER GALERÍA

Si estás rebosante de ideas para de hacer de los lunares tus mejores aliados durante esta primavera-verano, no dudes asomarte a este shopping y encontrar esa prenda con la que completar tus looks más delicados y divertidos.

Shopping de lunaresVER GALERÍA

1. Camiseta con pliegues en el bajo, de Mango (15,99 €); 2. Gafas de sol, de Dolce & Gabbana (170 €); 3. Falda Jacquard, de SUITEBLANCO (29,99 €); 4. Vestido combinado con lunares y claveles, de Dolce & Gabbana (C.P.V.); 5. Cropped top, de Elizabeth and James (225 €); 6. Bolso combinado con estampado floral, de Dolce & Gabbana (C.P.V.); 7. Vestido de lunares fluido, de Mango (29,99 €); 8. Pantalones capri, de Band of Outsiders (C.P.V.); 9. Sandalias Portofino, de Gianvito Rossi (530 €).

More about