'Zoom' de moda: Cremalleras, nuevo accesorio de moda

¡Adiós cremalleras invisibles! Esta temporada, apuesta por la faceta decorativa de este elemento práctico. Te damos todas sus claves de estilo.

Con el tiempo, parece que nos hemos acostumbrado a que prendas y elementos puramente funcionales pasen a ser auténticos fetiches en plena tendencia, accesorios que marcan el paso de la moda o que incluso imprimen personalidad a un estilismo. Fue el caso, por ejemplo, de los sombreros, las gafas de sol, los bolsillos “parche” o incluso las mantas. Ahora, les toca el turno a ellas, las cremalleras. Y es que, si tachuelas y apliques hablasen, seguramente afirmarían que jamás creyeron competir a la hora de decorar una prenda con cremalleras de largos y formas inverosímiles. ¿Cómo se llevan? Principalmente, en la parte frontal atravesando el cuerpo de minivestidos y recorriendo de arriba abajo faldas de estética retro. Ya sabes, esta temporada, no importa si la subes o la bajas, ¡lo fundamental es que presumas de cremallera!

Las chicas VuittonVER GALERÍA

Charlotte Gainsbourg, Michelle Williams y Jennifer Connelly, o lo que es lo mismo, “las chicas Vuitton”. Si ha habido un claro responsable del paso de la cremallera de elemento práctico a herramienta decorativa, ese ha sido Nicolas Ghesquière en su debut para Louis Vuitton. En un diálogo retro-futurista, las cremalleras atraviesan vestidos de estética sesentera a los que imprime su particular aire sport. De estos modelos destacará su largo mini y la mezcla de estampados gráficos con el print animal en un juego visual exquisito.

Street Style: Vestidos zip-zipVER GALERÍA

Al más puro estilo Buscando a Jack’s —con bajada sugerente de cremallera incluida—, pudimos ver a la modelo Alessandra Ambrosio enfundada en un vestido blanco de carácter minimalista, aderezado con una cremallera discreta y sutil, perteneciente a la colección Resort de Barbara Bui. De aires más casual fue el modelo de A.L.C. en azul y negro que escogió la actriz Sienna Miller para acudir a un almuerzo de prensa con motivo de la promoción de American Sniper, en el que la cremallera únicamente recorría la parte superior del mismo. Pero si alguien ha sabido aunar dos tendencias punteras de temporada —cremalleras y piel—, esa ha sido Kate Bosworth y su minivestido melocotón de cuero de Coach.

Street Sytle: Faldas zip-zipVER GALERÍA

Y de las cremalleras que atraviesan el cuerpo en vertical de los vestidos, damos paso a aquellas que se quedan únicamente en la falda. Fue el caso, por ejemplo, del modelo Louis Vuitton de estética retro que lució la it-girl Chiarra Ferragni, con una sencilla cremallera negra dividiendo el estampado de su falda sixties. La actriz Bella Thorne, se decantará por un monocromático vestido con cuello alto de Topshop Premium, cuya cremallera bajaba de la cintura hasta alcanzar el bajo del mismo. Por último, el carácter más sensual de la tendencia de la mano de Jennifer López, quien apostó por una sugerente falda de cuero de abertura prominente firmada por Thomas Wilde.

Una propuesta de pasarela

Desde luego, el detonante de estilo a la hora de hacer de las cremalleras la herramienta decorativa más trendy se encuentra, precisamente, en las pasarelas. Roland Mouret, Louis Vuitton o Balenciaga son algunos ejemplos de firmas que no han dudado impregnar sus vestidos con el aire casual que aporta una cremallera visible. De esta forma, decían adiós a los “dientes” ocultos para dejar que recorran de arriba abajo el cuerpo de sus modelos o, en el caso de Balenciaga, que se crucen en diagonal como si de un efecto patchwork se tratase. Destacar también el juego de texturas que se ha dado en estos modelos, pasando por el cuero y el lúrex en combinación con el nailon, la sarga o los tejidos elásticos.

Vestidos y cremalleras sobre la pasarelaVER GALERÍA

En cuestión de faldas, Fendi, Anthony Vaccarello y Stella McCartney toman la palabra, si bien cada uno aplica las cremalleras con diferentes connotaciones. Por una parte, Fendi apostará por faldas discretas con detalles volados en los que la cremallera con ribete en negro sirve de hilo conductor. Anthony Vaccarello se decanta por la parte más sensual de esta tendencia, utilizando este elemento para embellecer escuetísimas minifaldas negras. En el caso de Stella McCartney, la importancia de las cremalleras trasciende, de tal manera que ni siquiera se pueda abrir o cerrar, sino que sus dientes se presenten como elemento decorativo a modo de ondas tridimensionales que sobresalen de la tela.

Faldas y cremalleras sobre la pasarelaVER GALERÍA

¿Dispuesta a apostar por las cremalleras en su faceta más inusual? Pues apúntate a esta auténtica fiebre gracias a prendas como las que te mostramos en el siguiente shopping.

Shopping de cremallerasVER GALERÍA
1. Vestido lila estilo ‘retro’, de Topshop (88 €); 2. Modelo rosa con cremallera hasta la cintura, de Carven (449 €); 3. Minivestido de estilo ‘retro’, de Phillip Lim (749 €); 4. Vestido estampado con cremallera frontal, de Mango (24,99 €); 5. Modelo Gisela en blanco, de Stella McCartney (397,50 €); 6. Falda con volantes y cremallera decorativa, de Jay Ahr (210 €); 7. Minifalda con cremalleras efecto tridimensional, de Stella McCartney (372,50 €); 8. Falda midi a rayas, de Topshop (85 €); 9. Minifalda efecto piel con cremallera, de Mango (14,99 €); 10. Falda tubo con cremallera lateral, de Zara (15,99 €).

More about