¡Alerta accesorios!: No sin mis zapatillas blancas

Minimalistas, icónicas y versátiles. Las zapatillas blancas se convierten en el calzado ‘it’ de la temporada

Las amantes del deporte y de los clásicos están de enhorabuena, ya que ahora podrán dar vida a sus prendas deportivas más allá de las salas de fitness. Los mejores estilismos en clave casual adquieren un marcado ADN sport, en el que las deportivas llevan la voz cantante como calzado fetiche de la temporada. Sin embargo, tras la proliferación de zapatillas de running, las deportivas skater, la mezcla de materiales o los colores neón, volvemos la vista atrás para recuperar las versiones más austeras y minimalistas, aquellas cuyos clásicos marcaron toda una época. El street style y las zapatillas blancas van de la mano en una revolución deportiva en la que las Stan Smith de Adidas, las Air Max de Nike, las All Star de Converse o las Freestyle de Reebok vuelven a tomar la palabra como el modelo más versátil y atemporal. Hoy te desvelamos el cuándo, dónde y cómo de esta tendencia, así como los ‘looks’ más evocadores.

Zapatillas blancas y looks casualVER GALERÍA

Las deportivas blancas cogen peso sobre el asfalto gracias a los outfits más casual de modelos y trendsetters. Y es que si alguien entiende de comodidad a la hora de bajarse de tacones de justicia esas son las modelos, cuyo estilo continúa desfilando más allá de las pasarelas. Así, podemos ver a Karlie Kloss, Poppy Delevigne o Nadja Bender con conjuntos de clara esencia tomboy en los que pantalones pitillo y prendas de naturaleza masculina —tal como camisas leñador o cazadoras bomber— se rinden a la comodidad de las deportivas blancas a la hora de conquistar las aceras de la forma más cómoda y chic.

Zapatillas blancas y looks effortlessVER GALERÍA

Pantalones boyfriend de marcado carácter masculino y camisas oversize se convierten en la llave maestra de los ‘looks’ effortless más depurados. Pero si lo que pretendéis es buscar el contraste roquero a vuestro conjunto deportivo, nada mejor que vestirse una biker al igual que la modelo asiática Sung Hee Kim. Entre el street style, las deportivas con cordones acompañadas de calcetines cortos que dejan entrever los tobillos siguen siendo las predilectas, frente a los clásicos modelos con velcro de esencia college.

Deportivas y faldas de puntoVER GALERÍA

Faldas y zapatillas blancas conforman uno de los idilios más sonados y duraderos de la temporada. Si nos fijamos en los flechazos del street style, las deportivas son el aderezo perfecto de los conjuntos de punto, en los que los estilismos se hilan con vestidos jaspeados, jerséis de canalé, faldas ‘midi’  de malla y tops oversize. Piel y punto se convierten así en el contraste de texturas idóneo para conquistar el día.

Zapatillas blancas y aeropuertosVER GALERÍA

Desde luego, si tenemos en cuenta que es un calzado funcional, sencillo y cómodo, y que en nuestros viajes buscamos precisamente esas tres premisas… ¿qué mejor que unas buenas deportivas blancas para completar nuestros ‘looks’ de aeropuerto? Esta ha sido la opción de Rosie Huntington-Whiteley, Candice Swanepoel o Sienna Miller, quienes han roto con todo cliché y no han dudado aunar sus sneakers a prendas tan selectas como una americana de corte smoking o la codiciada capa de Burberry.

Deportivas en outfits de nocheVER GALERÍA

Y si hablamos de prendas de carácter diametralmente opuesto, es imposible no fijarnos en los outfits de noche que no han podido resistirse a la invasión sporty. Las zapatillas blancas reclaman así su condición de calzado it, traspasando las fronteras de los ‘look’ deportivos para reinventar estilismos completamente nuevos. Es el caso, por ejemplo, de Natalie Joos, quien no dudó calzarlas junto a un minivestido estampado. Karlie Kloss, por su parte, hizo de las sneakers el aderezo perfecto a un ‘look’ total black protagonizado por un vestido de generosa abertura delantera y una bomber de piel. Con Suki Waterhouse nos dejamos llevar por otro de los asaltos al armario masculino, en forma de traje sastre recién salido de los años 90.

Zapatillas ‘deluxe’ sobre las pasarelas

El gigantesco supermercado en el que se transformó el Grand Palais de París de la mano de Chanel, contó entre sus protagonistas con diferentes modelos de sneakers en los que la piel se entremezclaba con el tweed. Gemas, perlas, lúrex y cadenas compartirían plano así en ‘looks’ de clara esencia deportiva y urbanita. Pero no sería la única. Edun, por ejemplo, encontraría en las zapatillas blancas el aderezo perfecto a sus ‘total looks’ de punto, las siluetas relajadas y los pantalones baggy. Toda una oda a la comodidad y a las líneas sencillas de marcado carácter minimalista.

Zapatillas deluxe: Chanel y EdunVER GALERÍA

Pero si alguien se preocupó por hacer de ésta una tendencia de lujo, ese fue precisamente Ralph Lauren. La firma norteamericana no dudó rendirse a la pureza del fundido en blanco y crudo en el que las zapatillas comparten el mismo cromatismo que las prendas. Las deportivas completan así sofisticados looks working en los que el término sporty chic se lleva a su máxima expresión, entre estilismos de marcado carácter francés, chaquetas cruzadas y envolventes abrigos de pelo. Una nueva forma de demostrarnos las distintas facetas de las deportivas, y su posibilidad de adaptarse a cualquier contexto durante las 24 horas del día.

Zapatillas deluxe: Ralph LaurenVER GALERÍA

¿Te has quedado con ganas de hacerte con alguno de estos clásicos? En este shopping encontrarás los modelos más icónicos y buscados, listos para dar en el blanco de la forma más literal.

Shopping de zapatillas blancasVER GALERÍA

1. Zapatillas Hopman, de Fred Perry (92,86 €);  2. Deportivas blancas, de Zara (39,95 €);  3. Zapatillas Stan Smith, de Adidas (95 €); 4. Deportivas Carnaby, de Lacoste (88,57 €);  5. Modelo All Star de punto, de Converse (85,72 €);  6. Modelo Air Max 90, de Nike (185 €);  7. Zapatilas Superstar II, de Adidas Originals (88,57 €);  8. Zapatillas hi-top clásica, de Reebok (78,57 €);  9. Modelo con punta a contraste, de Lanvin (588 €);  10. Modelo Daisy troquelado con forma de margarita, de Tory Burch (180 €).

Más sobre