El homenaje de Rosie Huntington-Whiteley al escotazo más inolvidable de los 90

Acompañando a su prometido para la presentación de su última película, la modelo desvela en Instagram cuál ha sido la inspiración de su último look

En Hollywood (Los Ángeles), se celebró ayer la presentación de la última película del director neoyorquino Jon Turleltaub, The Meg (Megadolón). Entre el elenco de actores que figuran en el cast de este filme, se encuentra el británico Jason Statham, prometido de la modelo Rosie Huntington-Whiteley. Por ello, el ex ángel de Victoria's Secret no quiso perderse esta cita cinematográfica para apoyar a su prometido ante su nuevo éxito. Una ocasión en la que apostó por un seductor look muy estudiado que recrea icónicas imágenes de los 90 tanto por el escote elegido como por el maquillaje.

En esta cita con su prometido, Rosie Huntington-Whiteley apuesta por un vestido de viscosa, acetato y elastano de la diseñadora Stella McCartney (1.470 euros). Se trata de una creación que por su línea entallada y su pronunciado escote que se inspira en la tradicional forma de corazón recrea uno de los looks de Elizabeth Hurley en los 90 más icónicos, reinterpretado también este mismo año por la actriz Jennifer Lawrence. Curiosamente, aquel vestido (como se conoce popularmente a esta creación de Versace) fue la elección que esta llevó para acompañar a su novio en esos momentos, Hugh Grant, durante el estreno de su éxito cinematográfico Cuatro bodas y un funeral.

Un homenaje por parte de Rosie de la que nos deja constancia en el stories de su perfil de Instagram. En él, podemos ver un detalle de estilismo de Hurley.

Sin embargo, el diseño de Stella McCartney no incluye los grandes imperdibles dorados que prendían en el lateral de la creación de Versace que llevó Hurley. Un detalle que la modelo británica interpreta con llamativas piezas de joyería en oro amarillo: tres grandes brazaletes de Sidney Garber. En su look, tampoco falta su anillo de compromiso, de Neil Lane; y como calzado, unas sandalias de Jimmy Choo (modelo Mimmy, 772 euros).

No obstante, el homenaje de Rosie a los años 90 no queda aquí. También para su maquillaje dirige su mirada a esta década y, en concreto, a imágenes de la supermodelo holandesa Karen Mulder, como también recoge en su perfil social. Para la ocasión, confía en el maquillador Patrick Ta. Labios nude, mirada con pestañas acentuadas... y confianza en los cosméticos de Maybelline y Lamer.

More about