Martha Hunt, modelo de pasarela, modelo de superación

Debido a una escoliosis idiopática tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y consiguió demostrarse a sí misma que podría vencer cualquier obstáculo en su vida. Una historia con mucho coraje

No todo es de ‘color de rosa’ en la vida de una modelo. Como tú y como yo, los hombres y mujeres de las pasarelas también son humanos y viven momentos buenos y momentos malos a lo largo de sus vidas. Años de disfrute o de lucha, que, como cualquier persona, hay que afrontar con coraje y fuerza, tal y como hizo la nueva ‘ángel’ de Victoria’s Secret Martha Hunt. ¿Qué le ocurrió? Con mucho optimismo y gracias a un espíritu de superación, esta bellísima rubia tuvo que enfrentarse a un diagnóstico médico de escoliosis que, en su caso, tenía como solución la cirugía.

Martha HuntVER GALERÍA

Aprovechando que junio es el mes de la lucha contra la escoliosis (curvatura anormal de la columna vertebral), Martha ha querido compartir con todo el mundo esta historia. Por un lado, ha publicado en Instagram una imagen de su espalda donde se puede apreciar la cicatriz que le dejó su paso por quirófano; eso sí, con cuidados ha conseguido reducir el impacto visual de esta marca. Además, ha detallado cómo fue el diagnóstico de su enfermedad y cómo estuvo a punto ver cómo se truncaba su carrera como modelo e incluso convertirse a la larga en un mal mayor que limitara su movilidad.


Martha HuntVER GALERÍA

Así fue todo
Su historia, la cual puedes leer al completo en el apartado de casos personales en la página de la Scoliosis Research Society, comenzó siendo adolescente: con trece años y tras pasar por ‘castings’ locales en Carolina del Norte (su estado natal), recibió ofertas para empezar a trabajar en la moda, algo que compaginó con sus estudios. Sin embargo, un año después empezó a ver que algo “sombrío’ se aventuraba. “Alrededor de los 14 años, me di cuenta de que mi cuerpo era asimétrico. Se lo dije a mis padres y ellos pensaron que era la típica inseguridad de un adolescente […]. Finalmente, convencí a mis padres para que me llevaran al médico y se confirmó mi miedo. Me diagnosticaron un caso leve de escoliosis idiopática y mi columna se estaba empezando a curvar en forma de ‘S’. Aunque, en este punto, se restó importancia al asunto”, precisa Martha.

Sin embargo, con los años el problema se agravó, incluso tenía que dormir sobre almohadas que le colocaba su madre tras horas caminando por Nueva York para cumplir sus compromisos como modelo. Y las firmas y diseñadores empezaron a notarlo. “En ese momento, tenía 17 años, y como mi cuerpo se había convertido en el de una mujer, mi columna vertebral también había cambiado aún más para peor […]. Un hombro era considerablemente mayor y mis caderas eran desiguales. Todo eran banderas rojas […]. Después de volver a otro especialista, la decisión fue clara para él, la cirugía de fusión espinal posterior era mi mejor opción. Mi columna vertebral no sólo se curvó, sino que también giró […]. Me animé a realizar la cirugía. El dolor causado por mi escoliosis me afectaba a un nivel personal. Se limitó mi capacidad de hacer ejercicio y un solo estornudo enviaba a todo mi cuerpo una onda de dolor […]. Opté por la cirugía tras graduarme de la escuela secundaria. La mejor parte de ser joven es que no se tiene miedo. La idea de la cirugía no me asustaba. Por otro lado, vivir con un problema que obstaculizaría mi funcionamiento diario y me haría insegura era un realidad mucho más aterradora”.

La operación suponía unir con ganchos, alambres, tornillos y barras de hierro la columna, con lo que, además, ganaría altura tras ello. Llevó a cabo la operación y, tras un duro postoperatorio muy doloroso, con migrañas persistentes, calmantes y transfusiones de sangre, poco a poco, fue recuperando su vida y sus compromisos profesionales. De hecho, pudo volver a practicar deportes de bajo impacto como yoga o pilates. “Me he demostrado a mí misma que puedo superar cualquier obstáculo con perseverancia”, matiza la modelo.

-¿Qué deportes puedes hacer si tienes escoliosis?

“Ocho años después de la cirugía, estoy orgullosa de estar concentrada durante los altibajos y haber podido alcanzar mis objetivos. A día de hoy, hago ejercicio tres veces a la semana con un entrenador que sigue ayudándome a abrir mis hombros y hago ejercicios específicos para aumentar mi rango de movimiento en las caderas y fortalecer mi interior y la columna vertebral. Estiro a diario y me dan masajes para ayudar a aliviar la tensión adicional”, concluye Martha.

¡Ojo, no todos los casos son iguales!
Eso sí, Martha también tiene palabras para que no cunda el pánico entre aquellas personas que puedan tener dolencias similares o aparentemente parecidas: “Es muy importante para todas las personas que viven con escoliosis que conozcan sus opciones. Hay mucha información disponible sobre los tratamientos actuales, como aparatos ortopédicos, cirugía y/o ejercicios. El hecho de que la cirugía fuera adecuada para mí, no significa que sea adecuada para todos. Por favor, infórmese sobre todos los métodos y opciones de tratamientos para la enfermedad [...]. Sé que vivir con el dolor puede hacer que te sientas aislada muchas veces, pero no dejes que te impida vivir la vida al máximo. Sólo recuerda que todo es posible”.

Martha HuntVER GALERÍA

2015: su año
Profesionalmente, 2015 podíamos decir que es el año de Martha Hunt. Hace unos meses, era fichada como una de los nuevos ‘ángeles’ de Victoria’s Secret. La firma de lencería veía en ella a una modelo perfecta para sus trabajos; de hecho, ya contó con ella para sus desfiles de 2013 y 2014, como puedes ver bajo estas líneas. Y aquí no queda todo, pues, por otro lado, Taylor Swift también ha querido contar con ella para su famosísimo vídeo musical ‘Bad Blood’. Sin duda, Martha está de moda.

Martha HuntVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar