Karen Mulder, una mamá feliz de vacaciones en San Bartolomé

La controvertida ‘top model’ de los noventa vive uno de sus mejores momentos y lo disfruta junto a su hija, Anna

Parece que han acabado aquellos años de polémicas y escándalos que sucedieron en los noventa, años en los que esta guapa rubia vivió su momento dorado sobre las pasarelas. Karen Mulder ha recuperado la sonrisa y, gran parte de ello, se debe a su hija, Anna, de 6 años.

Karen Mulder, en San Bartolomé con su hijaVER GALERÍA
PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA.

La pequeña se ha convertido en su prioridad y, de hecho, con ella está disfrutando de unos días de relax a orillas del mar en la isla de San Bartolomé. La que fuera una de las míticas ‘tops’ de los noventa apostó para su paseo por la playa por un ‘look’ muy discreto: bikini negro a juego con un pareo, que anudaba estratégicamente a su cuello para convertirlo en un favorecedor vestido playero. Además, prácticamente en todo momento, ocultaba su mirada con unas grandes gafas de sol. No obstante, lo que está claro es que Karen, que ahora lleva el pelo mucho mas corto que antaño, sigue conservando su estilizada figura, así como una belleza muy personal que siempre cautivó a los grandes de la moda.

Éxitos y polémicasVER GALERÍA
PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA.

Los años más duros de Karen
Su rostro jovial, inocente y muy dulce ‘reinó’ en las pasarelas allá por la década de los años 90. Karen Mulder (1 de junio de 1968, Holanda) se codeaba con cotizadas modelos como, por ejemplo, Claudia Schiffer, Linda Evangelista, Helena Christensen o Carla Bruni. Llegó a lo más alto pero, a finales de esta década, decidió tomarse un descanso profesional.

En noviembre de 2001, Karen Mulder reapareció durante una entrevista en la televisión francesa. Por desgracia, su tan esperada vuelta fue de lo más polémica, ya que, en medio del programa, sufrió una crisis nerviosa que le llevó a expresar, entre otras acusaciones, que había sido agredida sexualmente por un miembro de la casa real monegasca.

Sus familiares y amigos decidieron ayudarla y, al poco tiempo, Karen ingresaba en una institución psiquiátrica. Casi un año después, volvía a aparecer en público, esta vez sentada en primera fila durante un desfile de Christian Dior Alta Costura. En esta ocasión, iba acompañada de su buena amiga Helena Christensen. Además, por esa época, reversionó el éxito de la cantante Gloria Gaynor ‘I Am what I Am’, lo que le llevó a ocupar los primeros puestos de los ‘rankings’ europeos. Pero lo que parecía haber cerrado el episodio más cruento de su historia, no fue así. En diciembre de 2002, era encontrada inconsciente en su domicilio debido a una sobredosis de pastillas para dormir, según precisaba la prensa inglesa. El mundo de la moda se sobrecogió, pues las informaciones fueron tan contradictorias y alarmantes que se llegó a temer por la vida de la modelo.
 
Tras su paso por el hospital, en mayo de 2003, se volvía a subir a una pasarela. Lo hizo en Marrakech con los diseños para la temporada de otoño-invierno 2003-2004 del diseñador Zhors Rais. En julio de 2007, volvía a desfilar. Esta vez fue para la casa Dior con sus propuestas de Alta Costura para otoño-invierno 2007-2008. Independientemente de estos trabajos, Karen decidió vivir su propia vida de la forma más discreta posible. A pesar de ello, el 1 de julio de 2009, era arrestada en París por amenazar con atacar a su cirujano plástico. Afortunadamente, ahora, parece que ha vuelto a retomar las riendas de su vida.

Destino ‘top’
Sin duda, San Bartolomé es uno de los destinos favoritos de las modelos. Y es que no sólo es habitual ver a destacadas ‘tops’ trabajando en sus playas, como ocurre con los ángeles de Victoria’s Secret, sino que otras aprovechan esta isla para desconectar de la rutina. De este modo, a parte de Karen, también pudimos ver recientemente de vacaciones aquí a otra ‘top’ de los noventa, Stephanie Seymour.

Más sobre

Regístrate para comentar