Kate Upton, la ‘Marilyn Monroe del siglo XXI’, tras los pasos de Irina Shayk

La modelo estadounidense se convierte en la nueva portada de la revista ‘Sports Illustrated’ en su número anual de bañadores y bikinis

Saltó a la fama gracias a su cuerpo de curvas infinitas. No es de extrañar que Victoria’s Secret u otras firmas reconocidas de lencería la hayan elegido como modelo para sus catálogos. Y es que Kate Upton es la sensualidad personificada. Pues bien, ahora, la modelo estadounidense logra un nuevo éxito en su ya consolidada carrera: se convierte en la ‘top’ de portada del nuevo número especial de ropa de baño que anualmente publica la revista ‘Sports Illustrated’, el cual saldrá a la venta en un par de días. Un privilegiado puesto –ha sido el trampolín hacia el estrellato internacional para muchas modelos, como, por ejemplo, la española Judit Mascó- que, en 2011, ocupó la ‘sexy’ Irina Shayk.

Kate Upton, para 'Sports Illustrated'VER GALERÍA
PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA.

Con un atrevido bikini, Kate Upton posa en la portada de la edición para 2012 de esta publicación, en cuyas páginas interiores sí nos encontrarnos con Irina Shayk. Pero no es la única, también han posado en este número reconocidas modelos como Izabel Goulart, Crystal Renn, Cintia Dicker o Anne Vyalitsyna, entre otras. Además, también se puede ver a Bar Refaeli, que posa acompañada por el tenista Rafa Nadal, el nadador Michael Phelps y el baloncestista Chris Paul.

Kate Upton, en Nueva YorkVER GALERÍA
PULSA EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA.

De momento, y a falta de la fiesta de presentación oficial, Kate ya ha empezado a promocionar su nuevo trabajo. Así, ayer, la pudimos ver acudiendo al programa televisivo ‘Late Show’ con David Letterman. Una ocasión en la que esta rubia estadounidense se convirtió, por una noche, en la ‘Marilyn Monroe del siglo XXI’. Con un vestido blanco de escote ‘halter’, muy similar al que la actriz llevó en la película ‘La tentación vive arriba’, la modelo derrochó sensualidad y simpatía con todos los congregados a la entrada del estudio, situado en el neoyorquino Ed Sullivan Theater.

Más sobre