Kate Moss y Jamie Hince se dan el 'sí quiero'

La novía, que lucía un ‘look’ de aire romántico, hacía su aparición a bordo de un Rolls Royce en el que viajaba acompañada por su padre, Peter, y su hija, Lila Grace

Radiante en el que, sin duda, es el día más feliz de su vida. Así se podría describir la imagen de Kate Moss momentos antes de entrar en la pequeña iglesia de St Peter, un precioso edificio del siglo XII ubicado en Southrop (muy cerca de la localidad natal de la modelo, Lechdale, en la región de los Cotswolds) y que ha sido el lugar elegido por la ‘top model’ y Jamie Hince para darse el sí quiero.


nullVER GALERÍA


PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS

 

En medio de unas impresionantes medidas de seguridad, que han incluido el bloqueo de las carreteras que rodean el lugar donde se ha celebrado la ceremonia, la primera imagen de la novia, que lucía su melena suelta cubierta con un velo de encaje blanco bordado de flores que le confería un cierto aire romántico, se ha producido a bordo de un Rolls Royce plateado, en el que viajaba acompañada por su padre, Peter, y su hija, Lila Grace.

Poca información ha trascendido de la ceremonia, que ha tenido lugar pasadas las cuatro de la tarde (cinco de la tarde, hora española). Aparte de confirmarse definitivamente los rumores de que el vestido que ha lucido es de John Galliano (una favorecedora pieza de inspiración vintage), también se ha sabido que tanto el novio, Jamie Hince, como la cantante Alison Mosshart (miembro del grupo The Kills y que ha sido elegida por el novio como su madrina) han escogido a Stefano Pilati (director creativo de Yves Saint Laurent) para lucir sus mejores galas este señalado día.


nullVER GALERÍA


PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS


Una larga comitiva ha acompañado el coche nupcial y, según fuentes británicas, entre los invitados se ha podido ver a la editora de la revista Vogue, Anna Wintour (con un vestido de Prada), Stella McCartney, Vivienne Westwood, el cantante Bryan Ferry (vestido de Gucci) y a la modelo Naomi Campbell, que ha elegido un modelo de Givenchy.

Después de la ceremonia, los invitados se dispondrán a disfrutar de una larguísima fiesta, que está previsto que se prolongue hasta el domingo, y para la cual los novios se han encargado de disponer en los terrenos de la mansión de la modelo diferentes carpas donde, además de disfrutar del catering que han preparado los hoteles Dorchester de Londres y el Ritz de París, podrán escuchar la mejor música a cargo del legendario Iggy Pop, The Rolling Stones, Beth Ditto o la propia Alison Mosshart. En definitiva, una fiesta por todo lo alto para celebrar un gran día; ¡felicidades Kate!

Más sobre

Regístrate para comentar