Naomi Campbell derrocha simpatía en Moscú... ¿qué le hace estar tan feliz?

La modelo inauguró un nuevo local de la firma Dennis Basso, de la que es imagen

Mucho más relajada, sociable y explotando esa mirada de inocencia y aparente timidez con la que, en ocasiones, se dirige a la prensa como pidiendo perdón por sus ‘incidentes’ más impulsivos, Naomi Campbell se convirtió ayer en el centro de todas las miradas durante la inauguración de un nuevo local de la firma Dennis Basso en Moscú, de la que es imagen este otoño-invierno 2010-2011 (¿recuerdas su curiosa sesión fotográfica para esta marca hace unos meses?).

Naomi Campbell, en MoscúVER GALERÍA
PULSA EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA Y ACCEDER A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA.

Sin embargo, lo que más llamaba la atención es esa felicidad reflejada en su rostro que, además, la imprime una madurez que quiere transmitirnos una pose de elegancia exquisita. Pero ¿qué colma de alegrías a Naomi Campbell?, ¿ser la anfitriona de esta inauguración o haber encontrado la estabilidad emocional junto al millonario ruso Vladislav Doronin? Quizá encontrar el amor de su vida sea la hipótesis que tenga más peso y más si hacemos eco de las últimas informaciones que nos anuncian que el próximo 7 de diciembre ambos contraerán matrimonio en Luxor. Y no será un enlace discreto, pues lo harán en un templo y rodeado de numerosos invitados. Tras su paso por el altar, la pareja tendría previsto vivir su luna de miel en el hotel Winter Palace, construido a las orillas del río Nilo.


A parte de todos estos rumores, lo que sí es cierto es que la ‘venus de ébano’ vive un año de auténtico lujo, debido a su 25º aniversario en la moda. De hecho, y sobre todo gracias a sus amigos Domenico Dolce y Stefano Gabbana, que no paran de homenajearla, Naomi se está recorriendo ‘medio mundo’ de celebración en celebración. Sin duda, 2010 será un año inolvidable para ella.

Más sobre

Regístrate para comentar