Agyness Deyn, sorprendente: De la moda urbana a un ‘glamour’ muy singular

La modelo seduce con su ‘look’ de ‘Marilyn del s. XXI’ en la inauguración de la ‘exhibición de verano’ de la Royal Academy of Arts de Londres

No deja a nadie indiferente. Allá dónde va, Agyness Deyn sorprende con un estilo muy personal, en el que las últimas tendencias en moda parecen mezclarse de forma espontánea. Pero estamos seguros de que la ‘top’ británica cuida mucho su indumentaria, pues es de las primeras en lucir los ‘must’ de cada temporada.
Ahora, la transgresora modelo se ha dejado seducir por los ‘looks’ inspirados en Hollywood y, sobre todo, en las actrices que conquistaron la meca del cine a mediados de los 50. De hecho, y a tenor de sus últimas apariciones, bien podríamos decir que es la ‘Marilyn del siglo XXI’, por su pelo cardado en color rubio platino. Estética por la que apostó ayer en la inauguración de la anual ‘exhibición de verano’ de la Royal Academy of Arts de Londres, a donde acudió junto a su amigo, el diseñador Henry Holland.

Pero para darle modernidad a este peinado 'retro'. Agyness se decantó por un vanguardista minivestido de corte encorsetado, de Giles (colección otoño-invierno 2009-2010), así como por unas sandalias de Christian Louboutin, uno de los diseñadores de calzado del momento. Además, y quizá para evitar cualquier incomodidad por posibles bajadas de temperatura -los aires acondicionados comienzan su 'reinado'-, llevó un ‘blazer’ de corte masculino, prenda de la que es una incondicional.

Como decíamos, no es la primera vez que se inspira en la estética ‘made in Hollywood’. Durante la ceremonia anual del ‘Costume Institute’ en el MET neoyorquino, Agyness ya sorprendió con este nuevo ‘look’ de corte ‘retro’, un peinado que contrastaba con el pelo engominado por el que se decantaba en el pasado.

Pero lo más soprendente de esta reinvención de su ‘look’ es lo versátil que resulta si lo comparamos con su imagen diaria, cuando de verdad viste cómo ella quiere, en principio, alejada de los ‘flashes’ fotográficos. Ahí, es cuando sigue siendo fiel a una estética urbana, de contrastes. Los vestidos dejan paso a los pantalones pitillo y dice adiós al maquillaje de labios marcados y los ojos resaltados con 'eyeliner'.

Más sobre

Regístrate para comentar