Cartier rememora sus 165 años de historia con 'L'Odyssée de Cartier', su primera película

A lo largo de dos años, este proyecto ha involucrado a un equipo de 50 personas alrededor del mundo que trabajaron con la misma pasión que inspira a los maestros artesanos de Cartier

Por primera vez en sus 165 años de historia, Cartier ha creado una película épica que recoge sus valores, su inspiración y sus dimensiones artísticas y universales. El filme, titulado L'Odyssée de Cartier, está realizado con la misma atención y detalle que una joya Cartier y plasma el viaje de una pantera por Rusia, China e India. Durante su aventura, el emblema de la firma desde la década de 1930 se encontrarará con algunas de las piezas históricas más famosas de Cartier, como el broche Libélula, el collar Serpiente o el collar Cocodrilo. "Pensamos que era el momento de hacerlo, especialmente porque ahora todo el mundo quiere ser lujoso (...) incluso hay un Big Mag deluxe", declaró François Le Troquer, director general de Cartier UK. 







La Casa Cartier confió la dirección de la película a Bruno Aveillan, licenciado por la Escuela de Bellas Artes de Toulouse, y uno de los mejores directores publicistas internacionales del momento, que combinó hábilmente localizaciones naturales con animaciones en 3D, dado que Cartier deseaba filmar la película con panteras reales. El vídeo, que dura tres minutos y medio, comienza con una pantera enjoyada en un escaparate de París que cobra vida para correr a través de la nieve en Rusia, donde Cartier fue la joyería de los zares, antes de encontrarse con un dragón en la Gran Muralla de China. La pantera hace una última parada en la India y luego regresa a París con el aviador brasileño Alberto Santos-Dumont, que recibió uno de los primeros relojes de pulsera para hombres de Louis Cartier en 1904 cuando pidió algo más práctico que un reloj de bolsillo para volar. "Teníamos claro que la magia de la película iba a depender de nuestra capacidad para trabajar con la pantera de principio a fin", aseguró Aveillan. 

Por primera vez en la historia, la Casa Cartier quiso componer música para su imagen. Una partitura original con un tema en tres ritmos, un alegre vals que puede ser tocado una y otra vez y que se adapta a la época y las localizaciones, tocado en tono mayor o menor, con piano, violonchelo… La partitura ha sido creada y orquestada por Pierre Adenot, un notable arreglista e instrumentista que ha trabajado en numerosas películas como True EnoughParis je t'aime, dirigida por varios directores de distintas nacionalidades como los hermanos Joel Coen y Ethan Coen, Bruno Podalydès, Walter Salles, Alexander Payne, Richard Lagravenese, Wes Craven, entre otros. El tema original de Cartier se grabó en los estudios Abbey Road de Londres, donde también se han hecho las bandas sonoras de títulos tan conocidos como Harry Potter, Star Wars o El Señor de los Anillos. Adenot dirigió una orquesta de 84 músicos que incluían cuerda, percusión, viento, arpa y piano. Además, contó con un coro compuesto por 60 mujeres y niños.




Para el rodaje de la película contaron con tres panteras jóvenes, Cali, Tiga y Damou, que se fueron alternando y 'actuaron' a las órdenes de su entrenador, Thierry Le Portier, que las ha criado desde su nacimiento. La 'top' internacional Shalom Harlow, con un sensual diseño rojo de Yiqing Yi, es la otra protagonista de L'Odyssée de Cartier. La modelo candiense ha tenido el privilegio de lucir tres creaciones de Alta Joyería Cartier: pendientes de diamantes y perla natural, un solitario con diamante talla pera de 13,4 quilates, un brazalete único de la colección Alta Joyería Panthère en platino, con un berilo verde de 51,58 quilates, motas y nariz de ónix, ojos de esmeralda, y engaste de brillantes a modo de piel.

La pantera de Cartier, una leyenda de piedras preciosas
Ha sido el principal emblema de la pericia joyera de Cartier desde 1930 gracias a Jeanne Toussaint, una dama soñadora de espíritu libre de la sociedad parisina y la directora creativa más premiada de Cartier. Su ojo experto,
manifiesto atractivo y consumada elegancia son el sello distintivo del estilo Cartier. Su apodo fue “La Pantera”, Lady Pantera.

Y es que desde hace años, la firma ha formado parte del exclusivo joyero de muchas y conocidas damas que han lucido algunas piezas que hoy se han convertido en leyendas: desde la duquesa de Windsor (Eduardo VIII le regaló a Wallis Simpson emblemáticas piezas de joyería, muchas de ellas de Cartier, que hoy en día tienen un enorme valor artístico e histórico), pasano por la socialité Barbara Hutton, la modelo Nina Dyer, que fue esposa del barón Hans Heinrich Thyssen- Bornemisza y era una apasionada de las panteras, o la gran dama mexicana María Félix.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más