Zara recupera el blanco y el negro como básicos de la temporada