Serpientes, la tendencia en la que caerás este otoño-invierno (aunque no como imaginas)