Minifalda de piel negra, el (inesperado) fetiche de este verano