Cuñas y alpargatas, Zara recupera el calzado que nunca pasa de moda