Máxima de Holanda contradice a doña Letizia: el fucsia es el nuevo rojo

La reina de los holandeses renueva su vestidor y encuentra la alternativa perfecta al adorado carmesí de la mujer de Felipe VI

Desde incluso antes de llegar al trono, Máxima de Holanda se ha caracterizado por su llamativo estilo, y ha demostrado en numerosas ocasiones que no tiene reparo en arriesgar con sus elecciones de vestuario. Por este motivo ha logrado coronarse como una de las royals mejor vestidas y con una estética más reconocible, título que continúa afianzando con cada acto público. El último ha tenido lugar en Ámsterdam con motivo del tradicional Día de la Liberación, que un año más se ha celebrado con un mediático concierto. Los reyes holandeses lograron acaparar todas las miradas a su llegada a la cita, en la que Máxima brilló gracias a una de sus casas de cabecera, que firmaba el conjunto con el que corroboraba su nuevo truco infalible para triunfar en cualquier evento.

La Reina ha optado por un dos piezas de la marca belga Natan, una de las más frecuentes en su vestidor tanto para el día a día como para ocasiones especiales de este tipo. Ha combinado unos infalibles pantalones palazzo de tiro alto con top de escote barco y manga francesa decorado por un arquitectónico lazo sobre el pecho, una mezcla que, además de alargar visualmente su figura, resultaba totalmente acertada para la situación. Como complementos, ha agregado un pequeño bolso de mano rígido a tono con un divertido cierre... ¡en forma de guindilla! y sandalias en clave minimalista.

También le ha otorgado una gran importancia las joyas, puesto que ha lucido un elegante collar de diamantes con pendientes a juegos y múltiples pulseras en distintos tonos y estilos. Además, ha añadido un pasador-joya para recoger parte de su melena y obtener mayor comodidad.

Otro punto llamativo de este look reside en el tono que ha escogido la Reina, un frambuesa que se ha convertido en su nuevo preferido. Máxima, que adora la paleta más eléctrica, siempre ha sido muy fan del rojo, un color que conectaba su vestidor directamente con el de doña Letizia. Sin embargo, recientemente parece haber encontrado un nuevo favorito: el fucsia, al que recurre en citas de todo tipo. Uno de sus últimos vestidos de gala más comentados, sin ir más lejos, estaba teñido de esta tonalidad, al igual que las piedras que remataban las joyas con las que lo acompañó. 

Máxima ha demostrado que este tono puede resultar tan favorecedor como el adorado carmesí de la esposa de Felipe VI, y aporta una dosis extra de originalidad. Tanto con vestidos como con pantalones o faldas, hay una nueva tendencia estrella en el palacio holandés. ¿Se apuntará a ella la reina Letizia?

Loading the player...

Del Día del Rey a las Islas Griegas: el cumpleaños del rey Guillermo Alejandro de Holanda y su familia

Más sobre