Victoria y Sofia de Suecia, el gran duelo de estilo en palacio con dos vencedoras

¿El secreto del triunfo de las cuñadas? Apostar por las tendencias de la primavera en sus looks de gala

En Suecia, la Familia Real celebraba una cena de gala con una celebración por todo lo alto organizada por los reyes y las princesas Victoria y Sofia se convirtieron en absolutas protagonistas. Tras una semana en la que Meghan y Kate midieron sus dotes de estilo, un nuevo duelo de cuñadas llegaba de la mano de las dos princesas suecas que no coincidían desde la entrega de los premios Nobel. Las escandinavas volvieron a demostrar que forman parte de la lista de mujeres de la realeza europea más elegantes con sus elecciones. Para el acto formal, según el protocolo se requería vestido con largo hasta los pies, zapatos de tacón y cabello recogido. Unas premisas de estilo que ambas supieron cumplir en sus diferentes estilos.

Victoria de Suecia cena de galaVER GALERÍA

La primera en la línea de sucesión al trono, Victoria de Suecia, volvió a demostrar estar a la última en cuanto a tendencias se refiere también para ocasiones de gala. Si el día anterior había lucido una chaqueta morada, su forma de relevar al azul royal, para esta ocasión recurrió a uno de los estampados de la primavera: las flores. Un jardín blanco floreado con fondo oscuro cubría su falda hasta los pies, uniéndose al top negro de cuello fruncido mediante un fajín del mismo color. Amiga de jugar con el efecto trampantojo que hace parecer un vestido una combinación de varias piezas, con este diseño la Princesa volvió a recurrir a los diseños que imitan los conjuntos, ya que el pasado diciembre, para la ceremonia de entrega de los premios Nobel acudió también con una creación del mismo estilo.

Al ser estampado solo en la parte inferior, el estilismo daba pie a que se añadieran más accesorios, algo que hizo Victoria, gran aficionada a los complementos, añadiendo unos llamativos pendientes de perla con media luna colgante, una fina pulsera de cadena y un broche que suele lucir en este tipo de ocasiones con una fotografía de su padre, el rey Carlos Gustavo. El beauty look, sencillo y discreto, acompañaba su conjunto de gala sin eclipsar el vestido ya que se limitó a llevar ligeramente ahumados los ojos en tonos marrones. Un maquillaje muy natural que realzaba con acierto sus facciones.

Sofía de SueciaVER GALERÍA

Por su parte, su cuñada Sofia, la mujer del príncipe Carlos Felipe, apostó por otra de las tendencias de la temporada eligiendo un vestido liso color azul empolvado, una tonalidad que además utiliza en citas menos formales. Los detalles que sumaban puntos de estilo a la prenda fueron un cuello alto y unas mangas abullonadas, que terminaban en puños de camisa con diminutos botones forrados con tela de la misma prenda. El patrón, que seguía la forma de la silueta sin llegar a ser demasiado ajustado en un relajado corte sirena, se abría a la altura de las rodillas llegando a cubrir sus pies.

Con un estilo muy minimalista, en las ocasiones de gala se aleja de estampados y opta por a menudo por este tipo de anchuras siempre de tejidos listos usando colores como el rojo, el verde botella o el rosa empolvado. Por ello, para acompañar la estética discreta, optó por una trenza sencilla con un lazo de tela a modo de remate final, dejando algunos mechones sueltos por delante, y un maquillaje efecto natural con un poco de colorete y labios en rosa nude.

Más sobre