Kate Middleton

Dos años después, la duquesa de Cambridge recupera su abrigo más favorecedor

La Duquesa recurre a su truco de estilo preferido para potenciar su esbelta figura y recicla un diseño que ya llevó a principios de 2017

La Familia Real británica está hoy de celebración, ya que el príncipe Carlos cumple 70 años. Con motivo de esta fecha tan especial, se han publicado unas entrañables imágenes de la familia al completo, en la que las Duquesas de Cambridge y Sussex vuelven a protagonizar un comentado duelo de estilo. Si en estas instantáneas Kate Middleton estrenaba -al menos en público- un vestido de lunares azul que también tuvo presencia en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, esta vez ha decidido reciclar look y ha recuperado un abrigo-vestido que lució hace casi dos años y que sigue una de sus fórmulas de estilo preferidas y más favorecedoras.

La Duquesa ha acudido junto a su esposo, el príncipe Guillermo, a inaugurar el Centro Tecnológico Automotive’s Composites de McLaren en la ciudad de Rotherham, Inglaterra. Para esta ocasión, ha lucido un diseño azul intenso con cuello camisero, botones en tono plata vieja y manga francesa ceñido en la parte superior y con falda tableada de efecto evasé. Con él, Kate Middleton vuelve a apostar por uno de sus cortes favoritos, que, sin duda, resulta altamente favorecedor y potencia su esbelta -y recuperada- figura gracias, en gran parte, al cinturón a tono que incorpora. Este tipo de prendas, un híbrido a medio camino entre el abrigo y el vestido, consiguen aportar una estética sofisticada y elegante a la vez que se planta cara al frío británico, y son habituales en el armario de la duquesa de Cambridge. 

En concreto, el modelo que ha escogido hoy Kate Middleton se trata de una creacíón de la casa inglesa Eponine London, perteneciente a su colección de otoño-invierno 2016, que está valorado en cerca de 2.000 euros. No es la primera vez que se lo vemos, ya que lo lució en su primer acto en 2017, una serie de visitas a organizaciones benéficas con las que inauguraba el año pasado su agenda oficial tras las vacaciones de Navidad. En aquella ocasión, también lució stilettos en tono marino de Rupert Sanderson y cartera de mano a tono, aunque esta vez en lugar de llevarla con acabado de ante se ha decantado por un modelo de saffiano de la marca Smythson. En cuanto a las joyas, repite con sus pendientes de zafiros y diamantes a juego con su anillo de compromiso, que antaño perteneció a Diana de Gales. 

More about