El truco de estilo que no esperabas en Meghan tiene que ver con Harry

La duquesa de Sussex adapta su silueta premamá gracias a la ayuda del Príncipe

Desde que Meghan Markle anunció su embarazo, tras la boda de Eugenia de York, sus apariciones en público se han vuelto aún más mediáticas; un interés que ha convertido sus últimos estilismos en objeto de deseo tanto de seguidoras de la moda premamá como de otras incondicionales de sus looks. Quizá por eso, nadie ha querido perder detalle de su agenda durante su viaje oficial a Oceanía junto al príncipe Harry. Gracias a sus diferentes actos oficiales en Australia, Fiji, Tonga o Nueva Zelanda, la Duquesa de Sussex ha dejado al descubierto sus primeros trucos de embarazada: vestidos vaporosos, calzado cómodo made in Spain, trajes de chaqueta y un divertido detalle que parece compartir con otras amantes de las tendencias, tomar prestadas ciertas prendas del armario de su marido.

Meghan MarkleVER GALERÍA

Cuando el príncipe Harry presentó hace un año a su prometida durante un paseo por White Garden de Kensington, Meghan Markle se convirtió en el nuevo icono de estilo de las británicas y las seguidoras de las royals europeas. Un título que parece mantendrá durante su embrazo, al igual que sucediera con su cuñada, la Duquesa de Cambridge. Tras dos semanas en Oceanía, la Duquesa de Sussex ha demostrado que, pese a los primeros cambios en su silueta, sigue fiel a su particular estilo bobret gracias a sus marcas de cabecera. Sin embargo, su incipiente barriguita ha hecho que la futura mamá haya tenido que adaptar ligeramente las prendas de su vestidor a su cuerpo. ¿Entre sus nuevos básicos? Vestidos largos y fluidos que le permiten mantener la cintura suelta; el uso de más prendas oscuras y alternar stilettos con modelos más cómodos como alpargatas de cuña o las zapatillas preferidas de las influencers parisinas.

Sin embargo, si un truco ha llamado la atención de sus seguidoras es el que ha mostrado en su despedida de Nueva Zelanda. Durante un paseo entre secuoyas centenarias en el Redwoods Treewalk junto a su marido, la Duquesa de Sussex eligió un estilismo cómodo para poder caminar con soltura por los puentes colgantes del parque. ¿Su elección? Vaquero skinny de Mother Denim, jersey azul Klein de Givenchy, bailarinas de Birdies y un anorak de asilamiento negro de Norrøna (349 euros), una marca noruega fundada en 1929, experta en ropa de abrigo. Curiosamente esta última prenda es la misma que llevó el príncipe Harry dos días antes, durante una visita por Abel Tasman National Park, un enclave natural neozelandés ubicado en la Bahía dorada (Wellington). En aquella ocasión la Duquesa también llevó un look informal gracias a un abrigo de Seasalt Cornwall, un vaquero oscuro y unas zapatillas Adidas X Stella McCartney.

Meghan MarkleVER GALERÍA

No es la primera vez que personaje público recurre a este divertido tip de embarazada para adaptar su estilo a su silueta premamá. Esta misma semana Lourdes Montes mostraba en Instagram un look en el que había incluido un jersey de cuello vuelto de su marido, Fran Rivera; un gesto al que también se apuntó el año pasado la influencer Chira Ferragni, cuando estaba esperando a su hijo Leo y le cogió prestado a su pareja unos vaqueros.

More about