Meghan Markle

Las tres revelaciones del simbólico look premamá de Meghan Markle

La duquesa de Sussex, experta en mandar mensajes a través de su vestidor, ha querido rendir homenaje a la Familia Real con varias piezas cargadas de significado

by Paula Callejo

El viaje de los duques de Sussex por Oceanía continúa dejando momentos para el recuerdo. El príncipe Harry y Meghan Markle, que están viviendo su momento más dulce tras anunciar su futura paternidad, han llegado hace unas horas a Fiji para proseguir con su apretada agenda oficial. Allí, el presidente del país ha ejercido de anfitrión y ha recibido al matrimonio para darles la bienvenida y obsequiarles unos objetos típicos. Para este acto, uno de los más formales a los que han asistido de momento durante este tour, Meghan ha sacado su faceta más sofisticada mediante un impecable conjunto que, además de ser totalmente acertado para la ocasión, cuenta con piezas que están cargadas de simbolismo.

Meghan MarkleVER GALERÍA

Haciendo gala una vez más de su impoluto estilo premamá, la Duquesa ha escogido un vestido blanco de cuello caja y manga larga entallado hasta la cintura y con falda midi en línea 'A' de la firma australiana Zimmermann. De esta manera, ha rendido homenaje a uno de los países que les acogen durante esta gira, pero también ha tenido un guiño con su cuñada. Si el fin de semana ambas protagonizaban una curiosa conexión de moda a 17.000 kilómetros de distancia, ahora Meghan ha vuelto a dejar constancia de que la duquesa de Cambridge es uno de sus referentes en estilo premamá, ya que ha renunciado a sus habituales siluetas lápiz en favor de una de estética años 50 de la que Kate Middleton es la mejor embajadora. Este tipo de diseños, ceñidos en la parte superior y con falda de vuelo, son los favoritos de la esposa del príncipe Guillermo, que también suele combinarlos con tocados a tono tal y como ha hecho Meghan con su casquete de Stephen Jones.

-Leer también: Todos los looks premamá de Meghan Markle en su visita oficial a Oceanía.

Meghan MarkleVER GALERÍA

Sin embargo, este guiño a Kate Middleton no ha sido el único que la duquesa de Sussex ha tenido con su familia política, ya que los accesorios con los que ha completado su conjunto también tienen un simbolismo especial. Los pendientes, unas elegantes piezas compuestas por unas pequeñas perlas con perno de diamante, son un obsequio de la reina Isabel, que se los entregó justo antes del primer acto en solitario que protagonizaron ambas, en junio de este año. Curiosamente, estas joyas son prácticamente idénticas a las que la propia Reina lució en su visita a Fiji en octubre de 1982, algo que, teniendo en cuenta lo detallista que ha demostrado ser con este tipo de homenajes, parece que no se le ha escapado a Meghan Markle.

Meghan Markle y el príncipe HarryVER GALERÍA

El tercer miembro de la Familia Real que ha estado presente de manera indirecta en el estilismo de la Duquesa ha sido su suegro, el príncipe Carlos, ya que es quien le regaló el brazalete que ha lucido. Se trata de una fina creación de diamantes que completa a la perfección el sofisticado conjunto de Meghan. Además, ha agregado complementos a contraste, concretamente unos stilettos negros de Tabitha y uno de sus bolsos favoritos, el modelo Anna de la firma Kayu.

Más sobre: