De Asturias a Roma, el último vestido rojo de la Reina ya es internacional

La Reina convierte este diseño que estrenó en Covandonga en su mejor baza para lanzar un mensaje poderoso

Tras su estreno de Varela el pasado 12 de octubre, la Reina de España cambia de registro durante su estancia en Roma. La esposa de Felipe VI ha viajado a la capital italiana para participar en la ceremonia con motivo del Día Mundial de la Alimentación que ha acontecido en la sede de la FAO. Allí, doña Letizia ha querido recuperar un vestido que estrenó hace poco más de un mes y ya ha pasado a ser considerado una de sus elecciones más significativas, pues lo llevó en un acontecimiento histórico, la primera visita oficial de la princesa Leonor al Principado de Asturias. Un diseño que tiene valor simbólico y al que ha recurrido por segunda vez para pronunciar unas palabras de impacto a nivel internacional:  "Tenemos la oportunidad de mejorar la vida de más de 800 millones de personas", ha declarado en el Día Mundial de la Alimentación.

-Lee también: La colección de vestidos rojos de la reina Letizia.

La pieza que ha incluido en su maleta a Roma como decimos, es un elegante vestido con línea entallada y falda lápiz, de Carolina Herrera. Un diseño en color rojo (con matices púrpuras), una tonalidad que figura como favorita en el vestidor de la Reina y a la que recurre de forma especial cuando acude grandes eventos, como el que se vivió el pasado 8 de septiembre en Covadonga. En aquella ocasión, contrasta esta creación con unos zapatos en nude, de la misma firma. Fórmula cromática acertada que recrea de nuevo en Roma con sus mules de Steve Madden con tira transparente en el empeine. También incorpora el mismo bolso, un diseño tipo sobre de ante de Felipe Varela, que también llevó en la imposición del Toisón de Oro a la princesa Leonor.

El cambio más significativo entre aquel estilismo y el de hoy, lo protagoniza su beauty look. En lugar del pelo suelto, ha preferido recogerlo de forma desenfadada, una decisión que permite ver mejor sus pendientes. Se tratan de unas piezas de Gold&Roses que estrenó el 12 de septiembre y que se inspiran el en skyline de Nueva York. Confeccionados en oro amarillo de 18 quilates y diamantes, tienen un precio de 1.565 euros.

Más sobre