Meghan Markle y el bolso que le robó el protagonismo a su falda de cuero

En su primera visita oficial a Sussex, la Duquesa ha mezclado prendas asequibles con diseños de lujo y ha añadido un bolso que adoran las 'influencers'

Han tenido que pasar casi cinco meses para que los Duques de Sussex visitaran el condado que da nombre a su ducado, pero la espera ha merecido la pena, y no solo para los miles de ciudadanos que han recibido a pie de calle a la pareja. Para su primera visita a Chichester (capital de West Sussex) como duquesa de Sussex, Meghan Markle ha optado por un look perfectamente combinado en verde y beige, un dúo cromático que ya había llevado otras veces. Sin embargo, en esta ocasión, un detalle confirmaba su amor por la moda: un bolso con lista de espera que han llevado mujeres con tanto estilo como Amal Clooney o la empresaria Miroslava Duma.

meghan-markle-look-sussex1VER GALERÍA

Algo antes de las 12 hora española, el príncipe Harry y Meghan llegaban a la capital de West Sussex, y demostraban, una vez más, su buena disposición al saludar y sacarse fotos con las cientos de personas allí presentes. A pesar de sus tacones y su falda lápiz, la Duquesa no ha tenido problema en agacharse para hablar con los niños, agarrando en todo momento su bolso, un diseño muy especial de la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst, cuyos modelos, se dice, tienen una lista de espera de 1.500 personas.

El modelo Nina, cuya forma redondeada y su asa lo hacen inconfundible, es el más famoso de la firma, pero Meghan Markle ha elegido un diseño que, aunque similar, es ligeramente diferente por su tamaño. Más pequeño, aunque con la misma silueta, el bolso de la Duquesa se llama Demi, en honor a la actriz Demi Moore, y es un verdadero complemento de lujo puesto que cuesta 1.895 euros.

meghan-markle-look-sussex2VER GALERÍA

Entre los diferentes acabados disponibles, que van desde la piel hasta el denim, Meghan Markle ha elegido la versión satinada, en un verde oscuro que combinaba perfectamente con la blusa, de & Other Stories (79 euros), y la falda de piel, de Hugo Boss (399 euros). Esta mezcla de prendas de lujo con firmas asequibles es nueva en el estilo de Meghan Markle para sus citas oficiales, aunque es recurrente en el armario de otras royals, como la duquesa de Cambridge o la Reina Letizia, y también en los looks de estilistas y editoras de moda.

Para completar las tres piezas en verde oscuro, la duquesa de Sussex ha optado por un abrigo ligero de Armani y unos stilettos de ante de Stuart Weitzman (rebajados de 425 euros a 243), ambos en un beige muy claro, y varias joyas doradas de estética minimalista entre las que una ha llamado especialmente la atención: un anillo con sello de la firma Missoma que cuesta 70,83 libras, algo menos de 80 euros.

Más sobre