El simbólico look de Doña Letizia, en terciopelo y con sus joyas fetiche

La monarca apuesta, en la Pascua Militar, por un vestido de Felipe Varela y recupera los pendientes que llevó en sus primeros Premios Príncipe de Asturias como Reina

Todas las quinielas apuntaban a que la reina Letizia repetiría estilismo, en su primer acto oficial del año; una tradición que se había cumplido ya en anteriores celebraciones. Sin embargo, pocos eran los que imaginaban que la monarca llevaría a la Pascua Militar de 2018 su estilismo más simbólico. Además de estrenar vestido, un diseño de terciopelo azul, de Felipe Varela, la soberana ha querido recuperar los pendientes que llevó con motivo de sus primeros Premios Príncipe de Asturias como Reina en 2014; un doble golpe de efecto que convierte a este look, en uno de sus más acertados.

VER GALERÍA

Como cada 6 de enero, Doña Letizia ha aparecido ante los medios junto a Felipe VI para celebrar la Pascua Militar. La Reina ha llegado, poco después del mediodía, junto al soberano, Don Juan Carlos y Doña Sofía, al Zaguán del Palacio Real, luciendo un vestido de terciopelo azul de Felipe Varela, con cuello, botones en el pecho y un elegante cinturón que marcaba su figura. 

VER GALERÍA

Parecido al modelo del mismo diseñador, que llevó en la Pascua Militar de 2012 y que repitió dos años después, la elección de este año ha consistido en un vestido largo de hombros armados y manga abullonada, acorde con la etiqueta del evento. Además del diseño de Felipe Varela, los pendientes de la Reina han llamado la atención de los presentes, ya que eran los mismos que lució en sus primeros Premios Príncipe de Asturias, como Reina en 2014: unas piezas de estilo pendentif desmontables con criollas de topacio azul y diamante blanco y colgante de brillantes con topacio azul talla lágrima.

VER GALERÍA

Fiel a su estilo, la Reina no ha usado abrigo, una tradición estilística que instauró en 2005, cuando acudió por primera vez a este acto castrense. De igual modo, la monarca ha querido apostar, al igual que el año pasado, por un elegante moño con ondas, para destacar el cuello y los  botones de su vestido. 

VER GALERÍA

Tras acertar con el vestido burdeos de terciopelo de Felipe Varela, que llevó en Japón y Mexico, Doña Letizia ha querido empezar el año con el que parece se ha convertido en su nuevo tejido fetiche, un acierto ya que se trata de una de las tendencias del momento y que seguro vuelve a usar los próximos meses.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más