La firma Jesús del Pozo tiene nuevos propietarios

El grupo Perfumes y Diseño ha adquirido el 100% de las acciones de la firma de moda

Hace poco más de seis meses la firma Jesús del Pozo quedaba huérfana tras la muerte de su fundador y director creativo. Tras la triste noticia muchos se preguntaron qué pasaría con la casa de moda y con el legado del diseñador madrileño. Una duda que, tras varios meses de espera -y dos colecciones presentadas en la Semana de la moda de Madrid-, finalmente se ha aclarado: el grupo Perfumes y Diseño ha llegado a un acuerdo con la familia del modisto, fallecido el pasado 13 de agosto, para adquirir el 100% de la firma española.

Un nuevo proyecto, fruto de la admiración del grupo por el trabajo del diseñador, que tratará de posicionar Jesús del Pozo como una marca de lujo global, basándose en su excepcional legado y centrándose en sus líneas de negocios principales: moda de mujer, accesorios y perfumes. La primera toma de contacto entre la firma y el grupo empresarial tuvo lugar en 1992, cuando Jesús del Pozo lanzó su primer perfume, 'Duende'; tras éste, vinieron más de once fragancias, entre las que se encuentra ‘Halloween’, la más vendida gracias a su buen recibimiento en los mercados internacionales.

Pero este acuerdo no será meramente empresarial ya que también incluirá a la Fundación Jesús del Pozo, creada por el modisto en 2003 con el objetivo de transmitir su experiencia y entusiasmo a una nueva generación de diseñadores. "Esta profesión no se puede enseñar, pero sí aprender, y la mejor manera es viendo cómo trabajamos”, aseguraba el diseñador en una de sus últimas entrevistas. En este sentido, el acuerdo que ahora ve la luz incluirá también la transmisión desinteresada de ese legado a jóvenes profesionales del sector.

Ainhoa García, Directora General de Jesus del Pozo, ha asegurado que será el equipo que en su día formó Jesús del Pozo el que siga trabajando sus señas de identidad: “Estoy convencida que la fuerte fe en nuestros valores de marca nos va a permitir estar a la altura de las circunstancias sin abandonar nuestra esencia”.

Más sobre

Regístrate para comentar