La firma Christian Lacroix, en bancarrota

La crisis ha hecho mella en los resultados económicos de la veterana firma francesa

La crisis económica actual también afecta al mundo del lujo. Y una de sus últimas ‘víctimas’ es la firma Christian Lacroix, que acaba de declararse en suspensión de pagos. La marca, una de las más emblemáticas de la costura francesa, fue vendida en el año 2005 por el grupo LVMH al que pertenecía al grupo americano Falic, que ha decidido anunciar la situación de insolvencia ante los datos de pérdidas cosechados (con una facturación de 30 millones de euros, perdió 10 millones en 2008).

Intento de expansión en Estados Unidos
Y es que las ventas de su colección de prêt-à-porter han bajado de manera significativa (un 35%) y la venta de perfumes también se ha visto muy resentida. La intención del grupo inversor que se hizo con la firma del prestigioso diseñador era expandirse en el mercado norteamericano, que ha sido uno de los más afectados por la recesión económica mundial. La estrategia no cuajó, pues de hecho, las dos últimas boutiques de la firma que se abrieron en Nueva York y Las Vegas no han cumplido las expectativas que se esperaban.

Ahora reina la incertidumbre sobre el futuro de la firma, fundada hace más de 30 años, y está incluso en el aire la celebración del desfile de la firma en los desfiles de Alta Costura del próximo mes de julio, una cita con la magia creativa de un diseñador lleno de talento. Aun así, fuentes de la misma han anunciado que "propondrán un plan para continuar con la actividad", aunque todo depende del dictamen del tribunal de comercio de París, que deberá pronunciarse la próxima semana sobre la situación de la marca. Ahora planea sobre el mundo de la Alta Costura y el lujo la sombra de la duda sobre si habrá más 'víctimas' en este sector, que parece no vivir su mejor momento.

Más sobre

Regístrate para comentar