Su verdadero nombre es Paco Rabaneda Cuervo. Nació en San Sebastián en 1934. Su madre estaba vinculada a la casa Balenciaga, era costurera jefa. Desde muy joven, Paco Rabaneda (quien cambió su apellido al afrancesado Rabanne) optó por el mundo de la moda. Y se volcó en él con una auténtica pasión, que aún hoy se mantiene. En 1964, Paco Rabanne lanzó a las pasarelas del mundo sus primeros trajes experimentales, en el que todos los materiales eran bienvenidos (desde plásticos a metales). Coco Chanel no dudó en bautizarle, por aquel exceso de metal sobre el cuerpo de las modelos, el metalúrgico.

Hoy, con más de cuarenta años de oficio sobre sus espaldas, el pueblo de Pasajes quiere reconocer la labor de su paisano. Y lo hace con un proyecto que recogerá toda la obra del diseñador: un museo dedicado exclusivamente a su persona y a sus diseños.

Más sobre

Regístrate para comentar