¿Qué se lleva esta primavera? Conozca todas las tendencias

Militar: vestidos con estampado de camuflaje, faldas color camel, pantalones verde caqui, chaquetas de soldado en tonos oscuros, gorras de marinero... Toda una gama de prendas de estilo militar pensadas tanto para el día como para la noche.

Rojo y blanco: la combinación de estos colores está de moda. En rayas, cuadros, grecas o dibujos, los motivos rojos sobre fondo blanco -o incluso el rojo como único color- es una de las tendencias que más se han visto sobre la pasarela.

Minis: vuelven las minifaldas, los minivestidos, los minishorts... las prendas se reducen a la más mínima expresión para que la mujer luzca sus piernas este verano. De estilo informal, las camisetas, cazadoras, jerseys y camisas acompañan a estas pequeñas piezas tan seductoras.

Cuero: a pesar del calor, el cuero es un tejido imprescindible para esta temporada. En vestidos, faldas y camisetas, el cuero negro se ajusta al cuerpo de la mujer dándole ese toque agresivo y neopunk que se llevó en los ochenta.

Look masculino: un aire varonil llega a la mujer de este verano. Pantalones anchos, camisas de rayas, trajes de chaqueta de corte masculino, sombreros a lo dandi... un estilo muy andrógino siempre con el toque femenino de unos tacones altos.

Country: los jeans se convierten en la prenda del verano por excelencia. Faldas, pantalones, vestidos, cazadoras y accesorios vaqueros han sido la apuesta fundamental de la mayor parte de los diseñadores para los próximos meses. Las gorras de cowboy y los tacones de punta afilada son el complemento ideal de este look tejano.

Años cincuenta: los modistos retoman el revival de los cincuenta con faldas plisadas y de vuelo de estampado floral y línea romántica. La ropa es más suelta, las siluetas menos rígidas y las blusas cómodas se convierten en el acompañamiento perfecto.

Volantes: vestidos y faldas, incluso pantalones, reciben la influencia andaluza de los trajes de gitana y se llenan de volantes y colorido. Givenchy y Ungaro se dejan seducir por esta tendencia y ofrecen una colección de llamativos vestidos de noche impregnados de ese aire flamenco.

Tops: las camisetas se acortan y dejan la cintura al descubierto en un verano muy libre donde la mujer se destapa sin pudor. Los pantalones cortos a la cadera y los grandes escotes, asimétricos por lo general, pronuncian aun más el efecto insinuante de los tops.

Rosa: los colores chillones están de moda y el rosa, en concreto, adquiere este verano un especial protagonismo. Desde el rosa palo hasta el fucsia, este color pasa por todas las gamas posibles y resalta el moreno de la mujer tanto en los conjuntos sport de día como en los sofisticados vestidos de noche.

Más sobre

Regístrate para comentar