La modelo británica Sophie Dahl ha saltado en estos días a las páginas de los periódicos tras conocerse que mantiene un idilio con Mick Jagger, el mítico componente de la banda Rolling Stones. Los 33 años de diferencia que median entre ambos no parecen ser un obstáculo para la pareja, que fue sorprendida hace unos días saliendo de un hotel de Londres. Y es que, probablemente, para el incombustible Mick Jagger el amor no tiene edad.

Nieta del famoso novelista Roald Dahl y de la actriz norteamericana Patricia Neal, la carrera de Sophie en el mundo de la moda comenzó en 1997 cuando fue descubierta por la estilista de Vogue Isabella Blow, quien a partir de entonces inauguró una nueva tendencia, al contar con una modelo que doblaba la talla habitual que suelen vestir las modelos.
El imponente físico de Sophie, de amplias y poderosas formas, es la antítesis de la imagen que lucen las modelos en las pasarelas: excesivamente delgadas y de formas indefinidas. Y ha sido precisamente su físico el que la llevó a convertirse en un verdadero icono de los años noventa. Ha aparecido en revistas como Vanity Fair, GQ o Visionaire, o en el célebre Calendario Pirelli del año 1999, realizado por el fotógrafo Herb Ritts.
El éxito de su carrera como modelo le ha servido también para protagonizar, recientemente, el polémico anuncio del perfume Opium de Yves Saint-Laurent, que fue censurado en Gran Bretaña al ser considerado demasiado indecoroso.

Sophie Dahl, con tan solo 24 años, ha demostrado que para ser modelo no hace falta tener una talla por debajo de la 38. Diseñadores como Jean Paul Gaultier o Tom Ford para Gucci y Saint-Laurent, han contado con ella para lucir sus modelos.
Es probable que su relación con Mick Jagger le procure cierta publicidad, que nunca viene mal, aunque ella ha demostrado que no necesita de nadie para conseguir triunfar como profesional.

Más sobre

Regístrate para comentar