Entrar en la nueva tienda de Sir Paul Smith en Milán supone acceder a un enorme y atractivo multiespacio que alberga, además de las colecciones del diseñador británico, exposiciones de fotos y una librería con sus títulos preferidos del mundo del cine, en especial sobre Dirk Bogarde, su actor fetiche. El modisto explica: "Estoy harto de que todas las tiendas se parezcan entre si. Esto mata el placer de comprar, cuando ir de tiendas debería ser algo parecido a un descubrimiento". El espacio Smith, pintado en rosa chicle, está situado en Via Manzoni, justo enfrente del buque insignia de Giorgio Armani. Su diseñadora, Sophie Hicks, la misma que creó la tienda de Smith en el barrio londinense de Notting Hill, ha buscado los espacios amplios, en los que ni sobra ni falta ningún elemento. Con sabia mano, en la tienda se combinan elementos de corte industrial con muebles de madera que el diseñador ha ido comprando en sus continuos viajes alrededor de todo el mundo, lo que da un aire ecléctico y tremendamente moderno. Otro detalle que distingue a la tienda de Paul Smith de las demás: desperdigadas entre las chaquetas de caballero y la nueva línea de ropa deportiva de mujer, hay piezas de una colección de porcelana inspirada en el tema musical El submarino amarillo de los Beatles, junto a juguetes mecánicos antiguos.

Más sobre

Regístrate para comentar