Con un hombro al aire

Los hombros, siempre sexys, quedan al aire esta temporada, pero mientras uno se luce, el otro queda cubierto en franca asimetría

El modo de vestir de un ciudadano de la antigua Roma, con su característica toga, o el de una mujer hindú con su sari, ha inspirado una acusada tendencia para esta primavera-verano.

Los desfiles de diseñadores tan distantes entre sí como Versace, Chloé o Valentino tienen la asimetría como curioso denominador común, una tendencia que reivindica el fuerte atractivo de la desigualdad.

Prendas, principalmente tops y blusones de manga murciélago que dejan el hombro descubierto, se muestran abiertamente de forma descompensada.

La huída de la armonía es la constante de esta moda que vive un tiempo glorioso.

Más sobre

Regístrate para comentar