Una de las grandes aportaciones del estilo étnico que tanto vigor tuvo en la década de los setenta -flower-power- fueron los diseños inspirados en los indios norteamericanos, llenos de flecos.

Figuras emblemáticas de la canción como Jimmy Hendrix o la película Cow boy de medianoche, con un John Voigt como protagonista (magnífico con su cazadora de ante beige con enormes flecos) empujaron a millones de jóvenes a suspirar por piezas de este tipo.

En el eterno retorno que es siempre la moda se puede observar la vuelta del fleco en diferentes materiales: ante, cuero,denim (tela vaquera) y un largo etcétera.

Más sobre

Regístrate para comentar