En plena era de las tecnologías, el mundo de la moda no quiere quedarse atrás y se apunta a la realidad virtual. Así lo demuestra la campaña publicitaria ideada por Francesca Cherubini y Gianpaolo Tomasi para la marca italiana Exté.

¿En qué consiste tan novedosa campaña? Pues nada más, y nada menos, que en la utilización de modelos virtuales. Es decir, modelos creados por ordenador, para lucir los trajes y complementos que se llevarán esta próxima primavera. Para realizarlos, los publicitarios italianos se inspiraron en fotografías de diversas mujeres y utilizaron fotos de los cielos de París para ambientarlos.

La casa Sony ya lanzó hace tiempo una modelo virtual, pero sus rasgos, aunque inspirados en seres humanos, parecían más bien androides. También la revista francesa Madame Figaro dedicaba recientemente una de sus portadas a una maniquí virtual que ha sido bautizada con el nombre de Ève Solal.

Si las cosas siguen así, está claro que el trabajo de las modelos y los fotógrafos profesionales puede correr sus riesgos. Y es que estos maniquíes virtuales, diseñados en tres dimensiones y que además reproducen con absoluta fidelidad los movimientos y las actitudes de los humanos, tienen indiscutibles ventajas de ahorro de tiempo y de dinero: no cobran, no se cansan nunca y no tienen caprichos. Eso sí, sin duda se perdería la frescura y el calor humano que proporciona ver la ropa de nuestros diseñadores preferidos vestida por una modelo de carne y hueso.

Más sobre

Regístrate para comentar