La Pasarela de París arranca con Cacharel y Lacroix

Kenzo, Yamamoto, Lanvin y Balmain son otras de las firmas que han desfilado estos días.

Si bien el viernes abrió sus puertas, fue el sábado cuando la pasarela francesa comenzó a ponerse interesante. Firmas de la talla de Cacharel, Lacroix, Kenzo o Yohji Yamamoto estuvieron presentes en tan esperada cita, y deleitaron a los presentes con sus respectivas creaciones para la mujer del próximo invierno.

Mientras Gilles Rosier, diseñador de Kenzo, se mostraba algo sobrio y ofrecía unas prendas donde el marrón y el negro se convertían en los colores predominantes, Christian Lacroix revolucionaba la pasarela con una colección explosiva cargada de fantasía y originalidad. Medias amarillas, pieles teñidas de mil colores y vestidos y camisetas de estrambótico estampado fueron la base de su presentación, al final de la cual el modisto francés declaraba sentirse "como dentro de un cabaret".

Totalmente distinta, pero no por ello menos interesante, fue la puesta en escena de Johji Yamamoto. El mundo submarino fue la fuente de inspiración del diseñador japonés, quien presentó una ropa muy deportiva elaborada con neopreno y de influencia marinera.
Más sencillos estuvieron Inacio Ribeiro y Suzanne Clements, que no se alejaron del estilo al que nos tiene acostumbrados la marca Cacharel, y ofrecieron unas creaciones donde la influencia de los años cuarenta-cincuenta quedó reflejada.
Vestiditos de vuelo cubiertos por abrigos de paño o pantalón de corte masculino con camisa fueron algunas de sus propuestas.

Lanvin y Balmain han sido otros de los diseñadores que ya han pasado con éxito por el evento parisino, que espera en los próximos días a algunas firmas importantes como Christian Dior, Chanel o Yves Saint Laurent.

Más sobre

Regístrate para comentar