Que el género de punto se ha hecho con un lugar de honor en el fondo de armario de los hombres es obvio. Estas prendas son agradables al tacto y resultan tan cómodas que es difícil prescindir de ellas incluso cuando el termómetro señala altas temperaturas porque sus nuevas fórmulas de fabricación permiten cada vez más la confección de punto refrescante que puede incluso mantener el cuerpo seco impidiendo la excesiva transpiración que traen los calores.

Sus diseños son tan variados como su colorido, por tal motivo son prendas que se adaptan a todo tipo de situaciones, incluso a las más formales, sustituyendo a la camisa si se va de traje. Entre ellas cabe destacar el polo, el gran hallazgo del tenista René Lacoste que 1933 diseñó el modelo de camiseta de género de punto fresco aún vigente y que ha servido de inspiración a tantos diseñadores.

Más sobre

Regístrate para comentar