El buen tiempo se presta a la sofisticación, la noche es la excusa perfecta para salir acompañada, pero acompañada de un brillante... ¿Dónde? En los pies. Esta temporada, los pies se viste de gala. Las sandalias de tiras y las mules tan femeninas se condecoran con las piedras más brillantes. Transparencias y brillos destellan desde abajo hasta iluminar el rostro. Tacones altos y finos, la riqueza está por los suelos. Un brillante en el asfalto. Un paso firme hacia el firmamento y el estrellato

Más sobre

Regístrate para comentar