Laura Sánchez y Antonio Miró, trinfadores de Cibeles

Ganan el premio a la mejor modelo y el mejor diseñador, respectivamente

La pasarela madrileña tiene ya dos triunfadores: se trata de la maniquí andaluza Laura Sánchez y el veterano diseñador catalán Antonio Miró, que han recibido, respectivamente, los premios L'Oreal a la mejor modelo y al mejor diseñador.

En una sencilla ceremonia, la modelo Jose Toledo hizo entrega de los premios ante una Laura Sánchez y un Antonio Miró radiantes, que declararon estar encantados de recibir estos galardones, que se han convertido en clásicos de la Pasarela Ciebeles.

Estaba casi cantado que el premio al mejor diseñador recaería este año en Antonio Miró. Y es que la marca del catalán cumple 25 años, aunque su dedicación a la moda se remonta al año 1968. Tan señalada fecha ha coincidido, además, con el debut de Miró en Madrid, pues todos estos años el diseñador había presentado sus trabajos en la pasarela de Barcelona, el Salón Gaudí.

Por su parte, Laura Sánchez, premio a la mejor modelo, es un rostro muy familiar en Cibeles, donde la joven andaluza siempre ha destacado por su gracia y soltura en la pasarela. En un cuerpo de 1,80 metros condensa toda la gracia de su tierra, Huelva. En anteriores ediciones el galardón fue a parar a manos de Nieves Álvarez, que lo obtuvo dos veces, y de Martina Klein.

Entre los expertos se comentaba la enorme calidad del casting (o selección de modelos) de este Cibeles, que celebraba su XXXIII edición, pues por la pasarela han desfilado todas nuestras más importantes maniquíes, incluyendo una fugaz aparición de María Reyes -sólo desfiló para Javier Larrainzar-, que sigue siendo uno de los rostros más bellos de nuestro país y triunfando en el extranjero.

Más sobre

Regístrate para comentar