Antonio Miró se estrena en Cibeles con gran éxito

Eleonora Bosé desfiló caracterizada de hombre

La jornada del domingo en Cibeles estuvo marcada por la presencia del diseñador catalán Antonio Miró, que en su primera visita a la pasarela madrileña -normalmente presenta su trabajo en Barcelona- logró coronarse como el gran triunfador de la tarde.

El veterano creador, que ha celebrado en Cibeles sus bodas de plata dedicado a la moda, presentó unos diseños muy elegantes e introdujo algunas innovaciones en su colección masculina: la chaqueta de dos botones para hombre, el abrigo corto como sustituto de las americana en los trajes y el foulard en lugar de la tradicional corbata.
Los detalles de aire militar también estuvieron presentes, así el uso de polainas sobre los pantalones. Todo ello en tonos marrones y verdes, y en cuadros de diversos tamaños y combinaciones.

Para la mujer, Antonio Miró apostó por los juegos de tejidos en una misma prenda, los vestidos de escotes asimétricos, pantalones estrechos y más cortos, y el uso del tercipelo, el raso, el tul y el punto.

Entre las modelos que desfilaron para él, cabría destacar a Jaydy Mitchell, mujer de Alejandro Sanz, y Eleonora Bosé. La nueva revelación de la saga Bosé hizo gala de su versatilidad vistiendo modelos masculinos, en compañía de los diseñadores Modesto Lomba, Juan Duyos y Lemoniez, que se convirtieron por unos minutos en modelos para celebrar con Miró sus 25 años en las pasarelas.

La mujer urbana de Spastor
Si bien Antonio Miró puso el broche de oro al espectáculo del domingo, el dúo de diseñadores Spastor se había presentado en Cibeles unas horas antes obteniendo el reconocimiento de lo asistentes.
Una joven apuesta por la mujer urbana, con faldas a la rodilla, pantalones acharolados, blusas y escotes en uve, le bastó a la pareja de creadores para dejar al público con buen sabor de boca.
Los negros, marrones y grises fueron los colores escogidos por los modistos tanto para la mujer como para el hombre del 2002.

Más sobre

Regístrate para comentar