Carolina Herrera y Óscar de la Renta muestran su veteranía

Ralph Lauren presenta una colección de aires ecuestres

Son tres de los diseñadores más respetados del mundo, no sólo por su veteranía, sino también por su más que demostrado buen hacer. Estos días, junto a jóvenes promesas y a diseñadores de estilos muy distintos al suyo, han subido sus creaciones para la temporada otoño-invierno 2001-2002 a la pasarela de la Semana de la Moda de Nueva York. Aplaudidos a rabiar por los asistentes, los tres demostraron por qué se hallan en lo más alto del panorama mundial de la moda.

Elegante y sencilla
Carolina Herrera, cuya marca es propiedad del grupo español Puig, sigue fiel a su estilo sencillo y elegante. Momentos antes de su desfile, la diseñadora explicó: "Mis propuestas son para la mujer de ahora, de hoy en día. Es una colección pensada para la mujer que sabe vestir: elegante, simple y sencilla, sin buscar nada complicado y con detalles que dan clase. En colores he optado por unos para el día, como mandarina, verdes oscuros y azules, y bastante negro para la noche".

La colección, presentada en una carpa en Bryant Park, destacó por sus largos vestidos de línea sencilla y sensual. También llamó la atención la utilización de pieles -elemento que en Estados Unidos siempre suscita alguna polémica-, tanto en visón, como en chinchilla o lince.

Carolina Herrera no es una diseñadora de rupturas, tal y como ella misma declara: "Me gusta tener una continuidad. Hago piezas que puedan ser utilizadas perfectamente con prendas mías de hace dos o tres años".

Rumores sobre su estado
Óscar de la Renta, cuya salud le ha dado algún susto ultimamente debido a una dolencia de espalda, presentó una colección de corte clásico en la que abundaron vestidos de tweed, tops de cuero negro... Los accesorios, en particular los bolsos de mano, botas de piel de potro y zapatos bordados, fueron simplemente, espléndidos, según la crítica especializada. El modisto, pese a estar muy limitado físicamente, puso lo mejor de sí mismo en este trabajo.

El más americano de los tres
Ralph Lauren, por su parte, presentó una colección de líneas ecuestres, aunque adaptadas a las necesidades de la ciudad. Para la noche, Lauren presentó faldas largas de terciopelo, pero lo que más gustó fueron los trajes-pantalón combinados con blusas de seda color marfil.

Más sobre

Regístrate para comentar