Este barcelonés ha estado siempre en contacto directo con el mundo de la moda, porque su familia se dedica a la industria textil desde el siglo XIX. Su primer cometido en la empresa familiar, a la que se incoporó al finalizar sus estudios de ingeniería textil, fue introducir sus productos en el mercado americano.

En el año 1962 funda su propia firma, dedicada a la producción de prendas de baño y lencería femenina y, atento a cualquier innovación en el sector, fue pionero en introducir en sus artículos las fibras elásticas. Esta energía le llevó a crear una colección bajo la marca Risk con la idea de darle comodidad a las prendas interiores pero sin dejar de lado la moda.

En el 80 crea la colección Andrés Sardá con el objetivo de presentar un producto de gama alta, tanto en sus materiales como en la realización y el diseño, aportando nuevos conceptos e innovación de líneas, tejidos y colores no utilizados anteriormente en el diseño de la moda íntima.

En la actualidad presenta sus colecciones bajo tres marcas: Andrés Sardá, Risk y University, en la que colabora su hija Nuria.

Más sobre

Regístrate para comentar