Laetitia Casta cierra los desfiles de París de la mano de Yves Saint-Laurent

Concluye así una semana con la moda más exclusiva

Yves Saint-Laurent es una leyenda viva de la moda, y como tal, siempre responde con creces a las expectativas que se crean en torno a sus desfiles. El cierre de la pasarela de Alta Costura de París tuvo un broche de oro insuperable y emocionante gracias al genio inagotable de este francés universal, que eligió, una vez más, a Laetitia Casta como musa.

La joven modelo y actriz cerró el desfile de Saint-Laurent vestida de novia; pero no con un traje cualquiera: ataviada con un canotier y un traje de chaqueta blanco aire años cincuenta; su estampa recordaba a Ingrid Bergman en la romántica película Casablanca. El público rompió en aplausos y se puso de pie cuando Laetitia e Yves se fundieron en un abrazo al salir éste a saludar. En los últimos tiempos se habla de la frágil salud del modisto, quien, no obstante, sigue ocupándose personalmente de la alta costura de su marca, tras haber cedido el diseño del prêt-à-porter a Tom Ford.

Derroche de glamour
El público más glamouroso asistió al desfile de Yves Saint-Laurent: entre los invitados que no faltaron a la cita del Salón Imperial del hotel Intercontinental destacaban la primera dama francesa, Bernardette Chirac; y la actriz y amiga íntima del diseñador, Catherine Deneuve.

Han sido cinco días de derroche de glamour, lujo y creatividad, de los que han sido testigos numerosos rostros conocidos, como Pamela Anderson, Salma Hayek, Jemima Kahn... y otros anónimos millonarios adictos a la Alta Costura.

En estas jornadas han brillado con luz propia la modelo española Nieves Álvarez, Laetitia Casta, y maniquíes internacionales de la talla de Stella Tennant o Carmen Kaas.

Más sobre

Regístrate para comentar